SIP denuncia «clima de violencia y caos» en Nicaragua

Presidente del organismo publica una carta abierta en la que explica el caso Nicaragua.

Periodistas exigen que se respete el derecho a la libertad de prensa en Nicaragua. LA PRENSA/J.FLORES

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) declaró su alarma por el asedio y la agresión del gobierno de Daniel Ortega contra la prensa independiente de Nicaragua, en una carta abierta enviada por el presidente de ese organismo, Gustavo Mohme, a sus socios.

Son al menos 1,300 publicaciones, afiliadas a este organismo, a las que Mohme les informa que han decidido publicar la carta sobre Nicaragua de manera coordinada este 1 de septiembre para “crear conciencia en nuestros lectores”.

Lea además: Asedio a periodistas independientes continúa en Nicaragua

Mohme expresa en el documento que “en Nicaragua están en juego la vida, la seguridad personal, la libre expresión, opinión y reunión”, y en ese sentido, manifiesta que “nadie puede quedar indiferente ante esta situación”.

La SIP también declara que “en Nicaragua, las libertades y derechos esenciales son vulnerados como consecuencia de una campaña de agresión sistemática, continua y creciente por parte del gobierno del presidente Daniel Ortega”.

El organismo reconoce que esta situación se da en un momento de represión policial y paramilitar contra las protestas civiles que demandan la salida de Daniel Ortega del poder. Entre 322 y 448 personas han muerto por la represión desde el 19 de abril, según organismos de defensa de derechos humanos.

Lea además: Los canales de televisión de la familia Ortega-Murillo

La SIP valora que en el país hay una etapa de violencia en que “los periodistas y medios de comunicación independientes, así como los ciudadanos críticos al gobierno, son un objetivo gubernamental y de los grupos paramilitares que actúan protegidos por el Estado, como lo han documentado organismos internacionales de alta solvencia y credibilidad”.

Situación del Periodismo

La SIP refleja en la carta que los periodistas nicaragüenses “asumen grandes riesgos para informar en este clima de violencia y caos, y que por esa razón son amenazados, agredidos, detenidos, difamados, y son objeto de ataques físicos que devienen en muerte”.

Responsabiliza además al Gobierno por los hechos de violencia contra los medios, los periodistas y sus familiares, y exigió el cese inmediato de los actos de agresión, intimidación y amenaza.

El organismo demandó una investigación “exhaustiva” de todos los actos violentos y pidió que se cumplan las medidas de protección a periodistas y sus familiares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Palparon la situación

Una misión conjunta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y Reporteros Sin Fronteras (RSF), encabezada por Gustavo Mohme, visitó el país tres días (13, 14 y 15 de agosto) para conocer in situ la situación del periodismo y la libertad de expresión.

La SIP determinó que en Nicaragua no existen condiciones para ejercer el periodismo y señaló su preocupación por la carencia de espacios judiciales para denunciar.

La misión presentó un informe basado en treinta reuniones con periodistas, directores de medios de comunicación, miembros de la Alianza Cívica, entre otros.