Atrocidades de Daniel Ortega a debate ante las Naciones Unidas

La situación del país podría ser abordada el 5 de septiembre en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, donde las decisiones se toman con nueve votos de un total de 15 miembros

Guillermo Fernández Maldonado, coordinador de la Misión en Nicaragua de Oacnudh, lee hace tres días el informe sobre violación de derechos humanos del gobierno de Daniel Ortega contra el pueblo. LAPRENSA/Roberto Fonseca

El exembajador de Nicaragua ante las Naciones Unidas (ONU), Julio Icaza Gallard, analizó que el hecho de que el Consejo de Seguridad de la ONU analice la crisis de Nicaragua, significa que las violaciones de los derechos humanos en este país se perciben como un “serio peligro para la paz y la seguridad internacional”.

La crisis fue provocada por la represión estatal desde el pasado 18 de abril, por órdenes del presidente designado Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

La situación del país podría ser abordada el 5 de septiembre en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, donde las decisiones se toman con nueve votos de un total de 15 miembros.

Lea además: Informe de la ONU establece que en Nicaragua se dio una masacre y no un intento de “golpe de Estado”

Sin embargo, los cinco miembros permanentes —Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido— tienen poder de veto, lo que implica que las resoluciones o decisiones no se aprueban si uno de estos países lo veta.

Icaza valoró que si hay bloqueo al tema de Nicaragua a través de un veto, puede darse la posibilidad de discutir el tema en la Asamblea General de la ONU, que inicia su período de sesiones en la tercera semana de septiembre.

Escenarios posibles

Para Icaza, uno de los escenarios posibles en el Consejo de Seguridad de la ONU puede ser discutir la situación del país, a partir del contundente informe publicado por la Misión del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), que documentó las violaciones a los derechos humanos, represión policial y paramilitar, tortura y persecución que viven los nicaragüenses de parte del gobierno de Ortega. Según los organismos de defensa de derechos, entre trescientas y cuatrocientas personas han muerto por la represión policial y paramilitar desde el 19 de abril.

Lea además: La ONU señala al Gobierno de Nicaragua de represivo y propone una Comisión de la Verdad nacional e internacional

“Un debate amplio sobre la situación en Nicaragua pondría en evidencia el enorme aislamiento internacional del régimen de Ortega. Difícilmente habría países que se atrevan a defenderlo frente a un informe tan contundente como el presentado por el alto comisionado de DD. HH., con la excepción de los amigos ya conocidos: Cuba, Bolivia y Venezuela”, dijo Icaza.

Según el exdiplomático, Del debate también podría derivar un amplio apoyo a los esfuerzos que viene realizando la Organización de Estados Americanos (OEA), que ya condenó como organismo internacional la violencia estatal en Nicaragua.

Lea también: Las 14 recomendaciones de la ONU al Gobierno de Nicaragua para solucionar la crisis sociopolítica

El otro escenario planteado por Icaza es la consideración y votación de un proyecto de resolución, conteniendo llamados y recomendaciones, para lo cual, según Icaza, se requiere el voto de la mayoría, incluyendo el de los cinco miembros permanentes, es decir, es necesario que no se produzca el veto de alguna de las superpotencias.

Icaza valoró que la posición de Rusia y China es lo que está por verse el próximo 5 de septiembre, cuando se reúna el Consejo de Seguridad de la ONU.

Suárez duda que se aborde el tema

Jacinto Suárez, diputado orteguista y presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, se sumó a los descalificativos hacia el informe de Naciones Unidas, y puso en duda que vaya a conocerlo el Consejo de Seguridad o que ese órgano adopte sanciones contra el gobierno de Daniel Ortega.

Puede leer: Capturan a militar en retiro que leyó en Monimbó pronunciamiento que exigía salida de Daniel Ortega

“En el Consejo de Seguridad se miran los peligros para la seguridad internacional y no veo que Nicaragua sea un peligro para la seguridad internacional con el tamaño pequeño que tiene este país, hay otros casos que pueden atender”, refirió Suárez.

Estados Unidos presidirá consejo

Julio Icaza Gallard recordó que a partir del 1 de septiembre la Presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas estará en manos de Estados Unidos, país que ha sido beligerante en buscar una solución a la crisis de Nicaragua. Este miércoles, la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, aseguró que el informe que presentó la ONU sobre las violaciones a los derechos humanos de los nicaragüenses confirma lo que EE. UU. ha dicho desde hace meses, que Daniel Ortega “está aterrorizando a su propio pueblo”.

Lea también: “Me estaba pudriendo en El Chipote”, el universitario Bayardo Siles narra sus días en la cárcel

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: