Comunidad internacional repudia la expulsión de los miembros de la ONU de Nicaragua

La comunidad internacional sigue externando su preocupación y completo rechazo a la decisión del gobierno autoritario de Daniel Ortega

Guillermo Fernández Maldonado, coordinador de la Misión en Nicaragua de Oacnudh, lee hace tres días el informe sobre violación de derechos humanos del gobierno de Daniel Ortega contra el pueblo. LAPRENSA/Roberto Fonseca

La comunidad internacional sigue externando su preocupación y completo rechazo a la decisión del gobierno autoritario de Daniel Ortega de expulsar de Nicaragua a la misión de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), que abandono el país este sábado.

El Grupo de Trabajo para Nicaragua creado por el Consejo Permanente de la OEA, en conjunto con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), expresó su “profunda preocupación” por la expulsión de la misión, en medio de las graves violaciones de derechos humanos del ejecutivo de Ortega contra la población civil.

Lea además: Human Right Watch: “Autoridades de Nicaragua han obstruido continuamente el trabajo de OACNUDH y la CIDH”

“Instamos al Gobierno de Nicaragua a respetar los acuerdos alcanzados con los mecanismos mencionados anteriormente, facilitar la recopilación de información oficial de las instituciones gubernamentales necesaria para su trabajo y facilitar el acceso a los centros de detención”, cita parte del comunicado conjunto de los organismos de la OEA emitido el viernes reciente.

Además los órganos de la OEA condenaron las violaciones a los derechos humanos de los nicaragüenses reportados por la Oacnudh en su informe emitido el pasado jueves, en el que se comprobó que Daniel Ortega desató una feroz represión contra la población indefensa y que de acuerdo con las organizaciones de derechos humanos ha causado entre 320 y 448 ciudadanos asesinados.

Puede leer: Informe de la ONU establece que en Nicaragua se dio una masacre y no un intento de “golpe de Estado”

En el comunicado, las misiones de la OEA exhortaron al Gobierno “a que aproveche los buenos oficios disponibles y busque un resultado positivo y constructivo en esta coyuntura crítica”.

Además, solicitaron al Gobierno que eliminen los obstáculos para el trabajo del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), “y el regreso a Nicaragua de los representantes de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos”.

Lea también: Informe de la ONU determina que jueces en Nicaragua actúan como verdugos

Ortega acusó a los observadores de la ONU de “instrumentos del terror” e “infames”.

España rechaza decisión

El Gobierno de España también se mostró preocupado por la expulsión de la misión de la ONU y rechazó la decisión del gobierno orteguista.

“Pedimos que el Gobierno nicaragüense reconsidere su decisión sobre la finalización de la misión, asuma las conclusiones del informe de Oacnudh y asegure el cumplimiento de sus acciones de respeto a las convenciones internacionales de protección de los derechos humanos”, reza parte de un comunicado emitido por el gobierno español.

En el mismo documento, instaron a que se reanude el Diálogo Nacional y mostraron su apoyo a los miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) para que sigan siendo mediadores.

Unión Europea se suma

Asimismo, la Unión Europea (UE) desaprobó la salida de la misión de la ONU, argumentando que tal decisión “va en contra del objetivo de rendir cuentas por violaciones de derechos humanos y servir a la justicia a las víctimas de la violencia” en Nicaragua.

Eliminar paramilitares y reanudar diálogo

Así lo informó a través de un comunicado emitido este sábado en su sitio web, en el que además instó al Gobierno a tomar las medidas necesarias en cuanto a las recomendaciones del informe, como el desmantelamiento de los grupos armados afines al Gobierno, las detenciones ilegales y la liberación de los mismos.

La UE solicitó al Gobierno que se reanude el Diálogo Nacional, el cual “permitirá una solución pacífica a la crisis y responderá a las demandas legítimas de la población”.

Human Rights Watch (HRW) también critica

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, condenó la decisión del gobierno de Ortega de expulsar a la misión del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Vicanco sugirió al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas efectuar una reunión con carácter de urgencia para abordar la crisis en Nicaragua, condenar los abusos y presionar al régimen de Ortega para que coopere con los organismos de derechos humanos.

Así lo informó a través de un comunicado emitido este sábado en su sitio web, e el que además instó al gobierno a tomar las medidas necesarias en cuanto a las recomendaciones del informe como el desmantelamiento de los grupos armados afines al Gobierno, las detenciones ilegales y la liberación de los mismos.

La UE solicitó al gobierno que se reanude el diálogo nacional para que «permitirá una solución pacífica a la crisis y responderá a las demandas legítimas de la población».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: