Cristiano Ronaldo, una sequía sin alarma

Cristiano Ronaldo no está triste, tampoco está enojado. Simplemente sus emociones en el campo son el reflejo de un hombre exigente hasta el cansancio.

Cristiano Ronaldo. LAPRENSA/ARCHIVO

Cristiano Ronaldo no está triste, tampoco está enojado. Simplemente sus emociones en el campo son el reflejo de un hombre exigente hasta el cansancio. A los 33 años tampoco ha perdido el brillo, es más, su entrenador Massimiliano Allegri lo colocó de ejemplo por su entrenamiento desmedido ante el asombro de sus compañeros. Ese es Ronaldo, con todo y las críticas recibidas por su sequía en tres jornadas con la Juventus en la Serie A, es un jugador que ya ha vivido esta experiencia de forma más extrema, saliendo de las brasas como mejor lo sabe hacer: rompiendo las redes y levantando los trofeos propuestos.

Nota relacionada: Cristiano Ronaldo: “La Juve es uno de los mejores equipos y fue una decisión fácil”

Cuando Cristiano era un jovencito de 17 años no tenía ninguna presión encima, más que las ansias de destrozar murallas. Jugando con el Sporting en su natal Portugal en su primer partido de titular (sexta jornada), marcó sus primeros dos goles contra el Moreirense. Con 18 años en el Manchester tuvo que esperar hasta la jornada 11 para marcar su primer gol contra el Portsmouth, mientras Ferguson lo dirigía. Era entendible y hasta perdonable, aún su nombre estaba en promesa, aunque el talento era palpable.

Esperó más tiempo

En los siguientes dos años con el equipo inglés, Ronaldo aguardó aún más tiempo para que cayera su primer gol. En la temporada 2004 caminó en un desierto por 15 jornadas de la Premier League y en su décimo sexto encuentro abrió las redes ante el Southampton. Un año después su tiempo fue de 11 partidos de liga para celebrar su primer gol. Todavía estábamos ante la presencia de un Ronaldo que su máxima cifra en liga era solamente de nueve goles, el matador de área no había despertado.

Un Cristiano consumado

Ya en la campaña 2007-08 un Cristiano establecido marcó hasta en la jornada 8 de la temporada. ocurrió frente al Birmingham para sacar los tres puntos. No hubo tanto drama pues Ronaldo cerró con 31 goles convirtiéndose en bota de oro y máximo anotador de la Premier. También el año previo a su partida al Real Madrid fue paciente para ver salir el sol (anotó en la jornada 6).

Le recomendamos: Modric, Cristiano Ronaldo y Salah, nominados al premio Jugador del Año

Durante su etapa de jugador consumado en el Real Madrid, Ronaldo solo en dos ocasiones tardó en abrir las redes. La primera sucedió en 2010 cuando en la cuarta jornada anotó su primer gol contra el Espanyol en el triunfo blanco 3-0 y el año de su partida, en la campaña 2017-18. Tras aplicarle cinco partidos de sanción por empujar a un árbitro, Ronaldo hizo su aparición de “rompe redes” en la jornada 8 contra el Getafe. No obstante, eso nunca ha sido un problema para el luso. En 2010 cerró con 40 goles en liga y en su última campaña con 26.

El motor de Ronaldo a veces tarda en carburar, pero sus números finales son igualmente demoledores. La Juventus ha ganado sus primeros tres encuentros sin necesitar de los goles del portugués, quien ya romperá las redes cuando más se le necesite. El líder de goleo es el polaco Krzysztof Piatek del Genova con tres goles empatado con Marco Benassi de la Fiorentina, sin embargo, el favorito sigue siendo Cristiano Ronaldo, en un parpadeo regresará a las alturas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: