Epidemias comienzan a ganar terreno en Nicaragua

En los hospitales públicos y centros de salud del país siguen aumentando las epidemias de malaria, varicela y chikungunya según refleja el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud

El hospital Bertha Calderón es un centro de referencia nacional de atención a la mujer. LA PRENSA/ARCHIVO

Mientras el Ministerio de Salud (Minsa) sigue despidiendo médicos en represalias por haber asistido a quienes protestan contra el Gobierno, en los hospitales públicos y centros de salud del país siguen aumentando las epidemias de malaria, varicela y chikungunya según refleja el último boletín epidemiológico del Minsa, que fue publicado esta semana.

De acuerdo con la estadística oficial, hasta el 2 de septiembre el Minsa acumuló 8,096 casos de malaria frente a 4,748 enfermos registrados en igual periodo del año anterior y la tasa de incidencia de esta enfermedad ya es es de 12.53 por cada 10,000 habitantes.

También la epidemia de varicela sigue ganando terreno en el país, actualmente hay 3,660 casos confirmados cuando en igual periodo del año anterior solo 799 personas contrajeron esta enfermedad. Asimismo, se reportan 25 casos confirmados de chikungunya cuando en igual periodo del año anterior solo hubo 22.

Lea también: Continúan los despidos en el Ministerio de Salud

Asimismo, se reportan dos muertes por dengue y dos defunciones por leptospirosis, una cifra igual al año pasado. Mientras tanto, las muertes por neumonía han disminuido significativamente al pasar de 516 defunciones el año pasado a 295 muertes por neumonía en lo que va de 2018.

Pero la cifras reales podrían ser mayores a la estadística oficial, según una fuente de un centro de salud, quien pidió que no revelaran su identidad por temor a ser despedida, en las últimas semanas ha aumentado el número de personas que llegan a pasar consulta con síntomas de dengue, muchas de estas personas han sido trasladadas a los hospitales de Managua.

Recientemente, la Asociación Médica Nicaragüense señaló que el despido arbitrario de 240 trabajadores de la salud y la desconfianza de la población hacia los obreros del Minsa que hacen visitas casa a casa podrían causar un colapso en la atención hospitalaria y detonar varias epidemias en el país.

Le puede interesar: Aumentan las muertes maternas en Nicaragua

Asimismo, el doctor Ricardo Pineda, quien tuvo que salir del país por razones de seguridad, advirtió que factores como la reducción del presupuesto del Minsa, despidos arbitrarios, la politización de los hospitales y la desconfianza de la población hacia los trabajadores de la salud pueden enrumbar a Nicaragua hacia una crisis sanitaria similar a la de Venezuela.

De hecho sí, ahorita durante todo este tiempo no ha habido control de vectores y difícilmente la gente los va a dejar entrar (en su casa). Por otro lado, una buena parte de los trabajadores han andado con el rostro tapado en las Hilux, hay un desvío de los trabajadores del Estado, los vemos en rotondas y haciendo cualquier cosa y eso va a impactar en el cuadro epidemiológico de Nicaragua”, agregó el médico.

Lea: Ministerio de Salud afectado por pérdida de la Seguridad Social

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: