Alianza Cívica llama a un tercer paro nacional contra la dictadura orteguista

La Cámara de Comercio Americana (Amcham), el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible, Económico y Social (Funides), instaron a todas sus cámaras afiliadas a sumarse a la protesta.

Carreteras de la capital en el segundo paro nacional. LAPRENSA/Jader Flores

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia convocó a un nuevo paro nacional de 24 horas este viernes 7 de septiembre para exigir la liberación de todos los presos políticos, pero además que cese la represión, la criminalización de las protestas y que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo retome el Diálogo Nacional para que se supere la crisis que cumple 143 días.

El paro es respaldado por las principales cámaras empresariales y ocurre días después que Ortega, en una entrevista con la agencia Efe, negó la existencia de reos políticos en el país.

El paro de este viernes es respaldado por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Cámara de Comercio Americana (Amcham), que instaron a todas sus cámaras y empresas afiliadas a sumarse a la protesta. Además apoya la iniciativa la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides)
“Llamamos a todos los dueños de negocios, a pequeños, medianos y grandes empresarios, profesionales independientes y negocios por cuenta propia a sumarse a este esfuerzo nacional desde sus casas”, expresó la Alianza a través de un comunicado.

El régimen de Ortega ha intensificado la represión con los secuestros y las detenciones ilegales, encarcelamientos y procesos judiciales en contra de la población que se manifiesta para exigir que renuncien y se adelanten las elecciones para que el pueblo elija un nuevo gobierno.

Lea además: Nicaragua se paralizó para exigir la salida de Daniel Ortega y Rosario Murillo

La represión deja entre 322 y 481 muertos, miles de heridos y cientos de detenidos y procesados (la mayoría jóvenes), de acuerdo con organismos de derechos humanos internacionales y nacionales.

Se denuncian además torturas a los detenidos como parte de las violaciones de derechos humanos en Nicaragua.

“Nicaragua necesita una salida pacífica urgente a través del diálogo. Necesitamos vivir con seguridad, sin secuestros, sin presos políticos, sin persecución y sin estigmatización por pensar diferente y denunciar las violaciones de derechos humanos cometidos por el gobierno. Es por eso que convocamos a un paro nacional”, dijo la Alianza Cívica que la integran empresarios, productores, estudiantes, campesinos, académicos, representantes de la Costa Caribe y organismos de la sociedad civil.

Organismos como Hagamos Democracia respaldan la protesta y se instó a la población a ser parte de este llamado “a una salida pacífica y dialogada” de la crisis.

Campesinos y estudiantes

Entre los cientos de presos políticos están los líderes campesinos Medardo Mairena, Pedro Mena, pero también los representantes universitarios Edwin Carcache y Alejandro Centeno, miembros de la Alianza Cívica.

Mairena fue capturado por la Policía Nacional en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, en Managua, el pasado 13 de julio, día del segundo paro nacional. A Mairena lo responsabilizan del ataque a la delegación policial y de la Alcaldía de Morrito, donde perecieron al menos seis personas, entre ellas cuatro policías. Otros delitos que se le imputan son terrorismo, crimen organizado, entre otros.

Los estudiantes Carcache y Centeno fueron detenidos junto a Judith Belén Mairena, Iskra Malespín, Grecia Ramírez y Ariana Moraga esta semana. Horas más tarde la Policía liberó solamente a las cuatro jóvenes, mientras a Carcache y Centeno los acusaron también por “terrorismo”.

Que cese la persecución

Jeancarlos López, representante la Coalición Universitaria, denunció que “la persecución selectiva” por parte de la Policía y los paramilitares del orteguismo “anda buscando a los líderes para desarticular a la Coalición Universitaria”.

“Todos los arrestos de más de 23 chavalos lo prueba, y sabemos que quieren capturar a Lesther (Alemán) y a mí porque somos en este momento los que más hemos llamado a seguir manifestándose a la gente”, afirmó López.

Max Jerez, también de la Coalición Universitaria, dijo que el paro nacional responde “a la necesidad de seguir ejerciendo presión para que liberen a todos los presos y demostrar la unidad del pueblo en esta lucha por la Nicaragua libre y en democracia”.

“Vamos a demostrar la fuerza de la mayoría del pueblo nicaragüense que está en desacuerdo con un régimen con una política de acoso, represión y crimen. Y el pueblo hablará muy alto en que seguiremos en las calles, ejerciendo la presión tanto nacional como internacional”, aseguró Jerez.

No abandonan las calles

La Coalición Universitaria y la Alianza Cívica preparan el aumento de mayores protestas para los próximos días e intensificarán la denuncia de la masacre del régimen en los foros internacionales.

El miércoles pasado, el tema de Nicaragua fue elevado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que conoció la denuncia de violaciones a los derechos humanos perpetrados por el régimen.

“Ahorita vamos con lo del paro nacional exigiendo la liberación de los presos políticos, el cese a la represión y que se reanude el diálogo. Las próximas marchas las anunciaremos en su momento, pero las calles no las abandonamos”, aseveró Jerez.

A la par de la presión nacional, la Alianza Cívica considera clave este mes al estar prevista la reanudación del Congreso de Estados Unidos (que está en receso) y se espera que haya sanciones legislativas en contra del gobierno de Ortega.

“Hay diferentes organismos donde van a conocer la masacre que ha perpetrado Ortega, para ellos vamos a impulsar la estrategia de denuncia en todos los foros mundiales posibles”, informó Jerez.

El paro nacional de este viernes es el tercero desde que empezó la crisis. Primero fue el 14 de junio y después el 13 de julio.

Empresas cerrarán hoy

Grandes compañías como Pricemart y El Gallo Más Gallo anunciaron este jueves por las redes sociales el cierre de sus sucursales en todo el país este viernes, sumándose al paro nacional.

“Paralizar por tercera ocasión toda la actividad económica del país es mandarle al gobierno de Ortega el mensaje claro de que ‘nada está normal’ y aun cuando el presidente designado pretenda ignorar la grave crisis que enfrenta esta se está agudizando”, afirmó Azahálea Solís, de la Alianza Cívica.

“Hemos visto esta semana que distintas iniciativas internacionales están elevando el aislamiento de Ortega y por eso nos toca a los nicaragüenses insistir en la protesta local para aislarlo en el país… El paro lo estamos haciendo la ciudadanía como forma de gritar al Gobierno que nada está normal desde el 19 de abril”, dijo Solís.

Colegios privados suspenden clases

Los colegios privados de Managua se sumaron al paro nacional y suspendieron las clases este viernes 7 de septiembre. Los colegios La Salle, Instituto Loyola, Colegio Teresiano y el Liceo Franciscano. Las autoridades del Instituto Loyola notificaron a los padres de familia sobre la suspensión de clases, indicando que es “teniendo en cuenta la seguridad de los estudiantes”. Las clases se reanudan el lunes próximo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: