Estados Unidos pide liberación de personas detenidas arbitrariamente en Nicaragua

El gobierno estadounidense dice que hará que "el gobierno de Ortega rinda cuentas por su represión y violencia"

Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. LA PRENSA/ EFE/ ARCHIVO

Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. LA PRENSA/ EFE/ ARCHIVO

El gobierno de Estados Unidos pidió este sábado la liberación de las personas que han sido detenidas en Nicaragua de manera arbitraria, según un comunicado firmado por la portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Heather Nauert.

Nauert informó sobre los seis estudiantes detenidos días atrás, quienes eran miembros del Diálogo Nacional, y de los cuales cinco fueron liberados.  Se trata de Judith Belén Mairena, Iskra Malespín, Grecia Ramírez y Ariana Moraga, Alejandro Centeno y Edwin Carcache, este último el único que continúa detenido.

«Estos estudiantes son el más reciente ejemplo de los miles de ciudadanos que han manifestado pacífica y democráticamente contra las acciones del gobierno, solo para terminar siendo hostigados, detenidos, desaparecidos o incluso asesinados», dijo la portavoz.

Puede leer: Policía Nacional acusa de ocho delitos a líder universitario, Edwin Carcache

El pronunciamiento fue titulado la «criminalización de la protesta en Nicaragua» y fue tuiteado por la embajadora de EE.UU. en Nicaragua, Laura Dogu.

Además: Luis Almagro dice que los responsables de abusos en Nicaragua deben enfrentar la justicia

Lo harán rendir cuentas

La portavoz del Departamento de Estado de los EE. UU. deja claro que su país continuará respaldando al pueblo de Nicaragua y hará que «el gobierno de Ortega rinda cuentas por su represión y violencia».

En el documento se hace un llamado a la liberación de todas las personas detenidas arbitrariamente. «También hacemos un llamado al gobierno de Ortega para que garantice la seguridad de todos aquellos que optan por ejercer sus derechos universales a la libertad de expresión y la libertad de asociación» y agrega que «todos los gobiernos deberían promover la democracia, el buen gobierno y los derechos humanos para un mayor bienestar de sus ciudadanos».