Un parpadeo y se le escapa la victoria a Erasmo Ramírez ante los Yanquis

Erasmo Ramírez hizo un buen trabajo, pero un boleto con las bases llenas en el cuarto episodio, borró una ventaja 2-1 que le habían proporcionado

Erasmo Ramírez realizó una buena apertura ante los Yanquis, pero salió sin decisión. LA PRENSA/ARCHIVO

Aunque emitió destellos que lo muestran como lanzador de gran equilibrio, Erasmo Ramírez tuvo un ligero desliz con su control y se vio privado de acceder a la victoria contra los Yanquis, vencidos 3-2 en Seattle, en medio de un duelo con escaso margen para el error.

Ramírez hizo un trabajo de calidad a lo largo de cinco entradas, en las que toleró seis hits y dos carreras limpias, con cuatro ponches y dos boletos, uno de los cuales, lo dio con las bases llenas y borró una ventaja 2-1 que le habían concedido, y al final, quedó sin decisión.

El momento cumbre llegó en la cuarta entrada cuando, con el nica ganando 2-1, los Yanquis lo atacaron con sencillos corridos de Neil Walker, Luke Voit y Gleyber Torres. Erasmo no se arrugó, sino que pareció crecer en medio de la gran dificultad: bases llenas sin out.

Le metió ponche a Adeiny Hechavarría y dominó en elevado a tercera a Brett Gardner. Parecía ya haber repelido la amenaza cuando vino al bate Andrew McCutchen y tras llevarlo a 3-2, le dio el boleto y el juego se empató 2-2.

Ramírez todavía regresó para pintar en blanco la quinta entrada, pero la pizarra seguía 2-2, gracias a un llamativo esfuerzo del veterano CC Sabathia por los Yanquis. Luego el nica fue relevado en el sexto.

Se repuso a golpe inicial

A Erasmo, los Yanquis lo saludaron con dobletes de Giancarlo Stanton y Miguel Andújar para una carrera en el primer episodio, pero los Marineros contestaron con cuatro cañonazos en línea ante Sabathia tras dos outs y le dieron vuelta al marcador 2-1 en el cierre del inning.

Ramírez entró en ritmo y colgó dos ceros en línea, hasta llegar al cuarto episodio, donde su mejor arma, el control, tuvo un parpadeo con bases llenas, que resultó determinante. Un slider a 84 millas, se alejó del plato y McCutchen forzó el equilibrio 2-2.

Shawn Armstrong relevó al nica en la sexta entrada y el bullpen de Seattle no dio libertades, mientras que los Yanquis, con Dellin Betances en la colina, vieron como los Marineros se iban al frente 3-2 en el octavo con rola de Robinson Canó.

El partido lo ganó el dominicano Alex Colomé y lo salvó el boricua Edwin Díaz, quien llegó a 54 salvados en la temporada. Betances fue el perdedor.

Nunca sabremos qué pudo haber pasado si Erasmo no transfiere a McCutchen, pero a juzgar por el escaso margen de maniobra en el juego y el dominio del bullpen de Seattle, haber sostenido el 2-1 pudo haber mostrado un final diferente a esta historia.

Las cifras del nica

Erasmo Ramírez quedó sin decisión después de lanzar cinco entradas de seis hits, dos carreras, dos bases y cuatro ponches, con 85 envíos, de ellos 59 strikes.

El nica quedó siempre con 2-3, pero mejoró de 5.56 a 5.31, en 39 innings, con 44 hits, 25 carreras, 23 limpias, 10 jonrones, nueve bases y 29 ponches. Podría lanzar de nuevo el sábado ante los Angelinos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: