Comisionado general Ramón Avellán agrede a párroco Edwin Román en Masaya

Alto jefe policial empujó al sacerdote de la Iglesia San Miguel, en Masaya, cuando el cura se acercó para solicitarles que bajaran el volumen de un autoparlante

Universidades jesuitas

El padre Edwin Román fue agredido en la sacristía de la Parroquia de San Sebastián, en Diriamba, por encapuchados que se tomaron el templo. LA PRENSA/AFP

El comisionado general, Ramón Avellán, empujó al sacerdote Edwin Román, párroco de la Iglesia San Miguel, en Masaya, cuando el cura se acercó para solicitarles que bajaran el volumen del autoparlante que sonaba música oficialista a las afueras de la Iglesia, ya que se desarrollaría una eucaristía por el aniversario de un difunto.

Mediante una transmisión en vivo del sitio de noticias Artículo 66, el párroco explicó que «ahí mismo fui agredido por Avellán, que me empujó, me dijo que me quitara de ahí». Asimismo, «una jauría me empezó a insultar con palabras que no las puedo publicar», dijo. También sostuvo que fue amenazado en presencia de los fieles.

Lea además: Miles participan en la marcha de los globos por la liberación de presos políticos 

«Se dio un momento de forcejeo, me sentí rodeado de los antimotines, inclusive del mismo Avellán porque me estaba amenazando», expresó el sacerdote al medio de comunicación Artículo 66.

La tarde de este domingo, desde el parque San Miguel, frente a la parroquia del padre Román, en Masaya, partiría la marcha de los globos. Sin embargo, la actividad no se desarrolló debido al asedio policial. Según fotografías publicadas en redes sociales, oficiales antimotines acordonaron la zona e incluso se reportan detenidos.

El comisionado general Ramón Avellán graba a los autoconvocados que se disponían a realizar la marcha de los globos.
LAPRENSA/CORTESÍA

Amenazas

El sacerdote Román ya había recibido amenazas por medio de mensajes de texto y fue una de las víctimas de las turbas sandinistas cuando junto a otros sacerdotes de la Conferencia Episcopal de Nicaragua llegaron a mediar por el resguardo de autoconvocados que estaban asediados en la Basílica Menor de San Sebastián, en Diriamba.

Asimismo, el sacerdote Román cuenta con medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Él era uno de los mediadores junto con el secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos, Alvaro Leiva, (bajo exilio forzado) por la liberación de los presos políticos no solo en Masaya sino en Managua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: