Ventas bajas y negocios cerrados por falta de seguridad en Chinandega

Una decena de módulos comerciales en las inmediaciones del mercado Santa Ana han cerrado operaciones y permanecen con los rótulos de alquiler

VArios negocios han cerrado por la inseguridad en Chinandega. LAPRENSA/Saúl Martínez

La falta de turistas, el incremento en el precio del combustible y la inseguridad en Chinandega han influido en las bajas ventas que se reportan en la mayoría de comercios de este departamento.

En un encuentro con dueños de restaurantes y sitios turísticos, las autoridades locales expusieron los niveles de inseguridad que bloquean la llegada de clientes a Chinandega.

Luís Álvarez Molina, dueño de una tienda de artesanías y ropa típica en el barrio Santa Ana, señaló que el problema con su negocio es la falta de proveedores con mercancías de Mateare, Managua, Masaya y los pueblos blancos, quienes temen llegar a dejarle mercadería por temor a sufrir algún robo o ser retenidos.

Lea además: Cae el consumo como otra víctima de la crisis en Nicaragua

«Una decena de artesanos con cadena de valor, proveedores de ropa nacional han emigrado por la situación política. Aquí nosotros también producimos trajes folklóricos nacionales para enviarlos a España, El Salvador, Costa Rica y Estados Unidos pero las ventas se nos bajaron hasta en un 60 por ciento», lamentó Álvarez.

Vendedores asediados

El comerciante de artesanías señaló que a su negocio suelen llegar turistas europeos y norteamericanos, pero en los últimos dos meses ha mermado la cantidad de extranjeros que llegan a ver los productos de su negocio.

«Cómo puede haber proyección del turismo sino hay seguridad para los agentes que tratamos de desarrollarlo. Hemos sido constantemente asediados, cuando pasan las movilizaciones que promueve el gobierno se aparcan en motocicletas, andan trabucos, lanzamorteros, amenazan y dicen que nos van a mandar a El Chipote», explicó Álvarez.

Lea también: Violencia “deprime” las ventas y el turismo en Granada

José Luís Rojas, propietario de un autolote, dijo que la situación es insostenible con el comercio en crisis. Una decena de módulos comerciales en las inmediaciones del mercado Santa Ana han cerrado operaciones y permanecen con los rótulos de alquiler.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: