Inicia huelga indefinida en Costa Rica en rechazo a reforma fiscal

La reforma fiscal llamada Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, tiene como principal iniciativa la conversión del impuesto de ventas del 13 por ciento a un impuesto de valor agregado (IVA), con la misma tasa, pero que aumentará la cantidad de productos y servicios por gravar

Cientos de taxista se unieron a la huelga. LA PRENSA/Tomado de la Nación de Costa Rica

Los sindicatos del sector público de Costa Rica convocaron a una huelga indefinida a partir de este lunes para mostrar su rechazo a la reforma tributaria que se discute en el Congreso, ya que consideran que afectará en mayor medida a las clases medias y bajas, y particularmente a los trabajadores estatales.

La reforma fiscal llamada Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, tiene como principal iniciativa la conversión del impuesto de ventas del 13 por ciento a un impuesto de valor agregado (IVA), con la misma tasa, pero que aumentará la cantidad de productos y servicios por gravar.

Diferentes grupos de trabajadores estatales se movilizan por la capital como parte de las actividades de la huelga sindical. Una de las primeras actividades de la huelga fue un bloqueo temporal al paso del tren de pasajeros protagonizado por trabajadores de la Municipalidad de San José, quienes posteriormente se trasladaron hacia el centro de la capital.

Le puede interesar: Antorcha de la Libertad no será recibida con alegría en Costa Rica por luto en Nicaragua

En los centros educativos también se presenta ausentismo de educadores, pero aún no se cuantifica oficialmente la afectación causada por la huelga.

Trabajadores del Hospital México, en San José, también se han unido al movimiento y se trasladaron hacia el centro de la capital, lo mismo que están haciendo funcionarios del estatal Instituto Costarricense de Electricidad.

Está previsto que en las próximas horas los manifestantes realicen una marcha hacia la Asamblea Legislativa para mostrar su rechazo a la reforma tributaria.

Gobierno toma el control

El Gobierno ha tomado el control desde la noche del domingo, con policías y funcionarios, de los puertos estatales del Caribe, por donde se mueve el 85 por ciento del comercio internacional del país, así como de los planteles de distribución de combustibles de la estatal Refinadora Costarricense de Petróleo.

En los puertos el Gobierno reporta «operaciones normales» y afirma que la distribución de combustibles está asegurada.

Lea además: Costa Rica “defenderá” derechos humanos de los nicaragüenses en foros internacionales

«Con estas acciones estamos garantizando a la ciudadanía costarricense la continuidad del suministro de combustibles, de los servicios portuarios y del tráfico en las terminales aéreas internacionales, ante el anuncio de huelga nacional», declaró el presidente Carlos Alvarado en un comunicado.

La directora de Migración, Raquel Vargas, dijo que los servicios en oficinas y en aeropuertos funcionan «a máxima capacidad» y «sin afectación hasta el momento».

Detalles de la iniciativa

La iniciativa tiene tasas diferenciadas del 4 por ciento para la educación y salud privadas, y del 2 por ciento para productos de la canasta básica.

Sin embargo, la comisión que estudia la iniciativa ha aplicado cambios para exonerar la educación privada y reducir al 1 por ciento el IVA para la canasta básica.

Lea también: Carlos Alvarado asume gobierno de Costa Rica

El proyecto, que busca recaudar cerca del 2 por ciento del producto interno bruto (PIB) en recursos frescos, también incluye la renta global y modificaciones al impuesto sobre la renta y la renta de capital, así como iniciativas para contener gastos, especialmente  ventajas salariales en el sector público.

El Gobierno ha dicho que el déficit fiscal proyectado al 7,1 por ciento del PIB en 2018 y la deuda que superará el 50 por ciento del PIB, son las dos grandes amenazas de la economía del país.