Daniel Ortega acusa a Estados Unidos, pero desea hablar con Donald Trump

"Creo que la idea de tener intercambio y diálogo con un poder global como Estados Unidos, y aquí no estoy hablando solo en nombre de Nicaragua, también estoy hablando de América Latina, es necesario", dijo el presidente designado.

Daniel Ortega

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, lamenta que los «gobiernos de derechas» de Latinoamérica hayan acabado, en su opinión, con los organismos de cooperación regional. LAPRENSA/EFE

Tras acusar a Estados Unidos de estar detrás de un intento de golpe de Estado en Nicaragua, el presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, expresó su deseo de sostener un encuentro con su homólogo Donald Trump, según una entrevista divulgada por la cadena France 24.

Es por esa razón que, después de 11 años de no viajar a la sede de la Organización de Naciones Unidas, Ortega planea participar en la Asamblea General, que se inaugurará el 25 de septiembre, en donde estará presente el mandatario norteamericano.

Lea además: Daniel Ortega, el caudillo que aisla al mundo 

“Creo que la idea de tener intercambio y diálogo con un poder global como Estados Unidos, y aquí no estoy hablando solo en nombre de Nicaragua, también estoy hablando de América Latina, es necesario, de hecho, es un imperativo”, dijo Ortega a France 24. La Asamblea General de la ONU “podría ser una oportunidad (para encontrarse)”, admitió Ortega, de 72 años y quien gobierna desde el 2007.

Durante la entrevista, el caudillo acusó a Estados Unidos de “genocida” y de “tener una conducta de atropello permanente hacia los pueblos de América Latina y del Caribe, pero en particular con Nicaragua”.

Desempolva la vieja tesis de la CIA

En la entrevista, Ortega asegura que desde su llegada al poder, en el 2007, Estados Unidos a través de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) comenzó a conspirar en su contra mediante personas que habían permanecido en la contrarrevolución, que según el designado presidente “son gente que no habían aceptado la reconciliación”.

“Entonces a ellos los armaron (a los paramilitares), los agruparon y los promovieron a través de los medios de comunicación. Y la misma prensa norteamericana sacaba a grupos armados, bien apertrechados”, aseguró Ortega al periodista extranjero.

Lea además: Ortega descarta asistir a Asamblea General de la ONU 

 

Cuando se le preguntó a Ortega sobre el informe que hizo público el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la violencia gubernamental en Nicaragua, el presidente lo calificó de “falso”.

“Cómo van hacer un informe tan a profundidad en un tema tan complejo. Son informes políticos donde está la mano de los Estados Unidos, un informe totalmente con falta de seriedad”, dijo Ortega tras descalificar el trabajo de la Misión de Derechos Humanos de la ONU, que un día después de dar a conocer su reporte, donde constataba que el Estado violentó los derechos humanos de los nicaragüenses, el Gobierno ordenó expulsarla del país.

No está investigando a la Policía ni a paramilitares

El mandatario además negó que su policía y sus paramilitares progubernamentales hayan cometido crímenes contra la población, y agregó que no se está investigando a ningún oficial de policía por los hechos violentos de abril a julio.

Según las organizaciones defensoras de los derechos humanos, nacionales e internacionales, la crisis de violencia gubernamental que estalló el pasado 18 de abril ha dejado como resultado entre 320 y 481 muertos, sin embargo, el gobierno de Ortega solamente ha contado 197 víctimas.

En las redes sociales han circulado videos y fotos donde se observan a paramilitares acuerpados por agentes policiales atacando con armas automáticas a la población autoconvocada, que exige la salida del poder de Ortega y su esposa Rosario Murillo.

Según Ortega, los organismos de los derechos humanos solamente se reúnen con la gente de la oposición que “denuncia e inventa lo que quiere y dan por muerto a los que están diciendo sin mayores pruebas”.

En el informe de la ONU se determinó que agentes policiales junto con paramilitares quemaron vivas a una familia en el barrio Carlos Marx, pero hasta hoy Ortega no ha presentado a ningún responsable de bochornoso crimen, calificado por juristas como crimen de lesa humanidad.

Acusa a EE. UU. de dirigir diálogo

Ortega también acusó a Estados Unidos de estar dirigiendo el diálogo a través de los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), quienes son mediadores y testigos del mismo.
“No hay condiciones de diálogo donde está metido Estados Unidos”, dijo Ortega, pero cuando el periodista extranjero le aclara que Estados Unidos no está participando en el diálogo, el mandatario reacciona: “Claro que sí, si ellos son los que quieren dirigir el diálogo”.

Ortega también acusó a los obispos de recibir órdenes de la administración norteamericana y dijo además que no acepta elecciones anticipadas porque sería “grave” para la institucionalidad del país.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: