Zona de Strikes, «Chocolatito» González amenazado por Fuentes

"Chocolatito" se impuso siempre a quienes decidieron pararse a intercambiar metralla con él, pero según Moisés Fuentes, ahí está su debilidad

"Chocolatito" González

Edgard Rodríguez C.

Hubo una etapa, no lejana por cierto, en la que Román “Chocolatito” González se mostraba incontenible y daba tal impresión de seguridad, que sus éxitos resultaban increíblemente cómodos y hasta se llegó a dudar de la calidad de sus rivales.

El cuestionamiento estaba relacionado con su potencial respuesta en un momento decisivo. “Hasta que no lo veamos levantarse del piso, sangrante, para darle vuelta a un combate, no vamos a saber de qué tamaño es su corazón”, solía decirse.

Ese momento llegó el 3 de marzo de 2017 en el Madison Square Garden de Nueva York, donde Román, tumbado por Srisaket Sor Rungvisai en el primer asalto, se levantó con bravura e hizo girar un duelo adverso hasta ganarlo, pero los jueces lo despojaron.

Tan es así, que se ordenó una revancha directa para el combate, el que no obstante, resultó trágico para el nica, al ser noqueado en solo cuatro asaltos el 9 de septiembre del 2017, haciendo caer de forma drástica sus acciones y levantando múltiples interrogantes.

Aún no nos explicamos lo que ocurrió aquella noche en Carson, California. Román dio la impresión de subir con miedo al ring. Su cabeza parecía estar en otro lado y de súbito Rungvisai, nos lució como un monstruo insuperable, mientras destruía al pinolero.

La incertidumbre ahora gira en torno al nivel que va a mostrar González el sábado, sobre todo después de una etapa en la que consideró el retiro, luego comenzó sus entrenamientos de forma irregular, hasta apretar el paso en los últimos dos meses.

Su rival de ahora, Moisés Fuentes (25-5-1, 14 KO) ha dicho que es un fanático del nica y que tiene el antídoto para derrotarlo. “La clave es fajarse con él. ‘Chocolatito’ noquea a los que se le corren, pero cuando se intercambia golpes, él tiene problemas”, asegura.

Eso se verá el sábado en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada. Pero si en efecto, Fuentes decide fajarse, creo que estará cavando su tumba. Toda la potencia del nica no creo que se haya diluido en tan poco tiempo. A un boxeador frontal como Román, le son más cómodos lo que se detienen al fajo que los correlones.

Pero la clave, insisto, será descubrir cómo viene Román.

Sigue a Edgard Rodríguez por Twitter: @EdRod16

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: