Exceso de respeto en el primer cara a cara entre Román González y Moisés Fuentes

Se acabaron las palabras en el primer cara a cara entre Román González y Moisés Fuentes. Demasiados respetuosos. Chocolatito no acostumbra a hablar mucho de sus rivales, ni cuando Carlos Cuadras lo provocaba

Román “Chocolatito” González y Moisés Fuentes en el primer cara a cara previo al combate de este sábado en Las Vegas. LAPRENSA/CORTESÍA

Se acabaron las palabras en el primer cara a cara entre Román González y Moisés Fuentes. Demasiados respetuosos. Chocolatito no acostumbra a hablar mucho de sus rivales, ni cuando Carlos Cuadras lo provocaba hasta el punto de llevar y comerse un chocolate en una conferencia, el nicaragüense nunca perdió la cabeza. En esta ocasión el round de las palabras ha sido del azteca, por las duras críticas que ha dicho sobre el tetracampeón empezando por lo deportivo y terminando en lo político, pero no ocurrió durante la conferencia.

Te puede interesar: Marcos Caballero, nuevo entrenador de Román González: “Le costó adaptarse al campamento”

“Vengo dispuesto a morir arriba del ring”, indicó Fuentes y lo reiteró para que quedara claro: “Vengo dispuesto a morir”. El excampeón mexicano está consciente que atacando la parte mental de Chocolatito podría surtir algún efecto el día de la pelea, es una apuesta en la que no pierde nada, sino todo lo contrario se ha ganado el aplauso de una mayoría de los nicaragüenses deseosos de la derrota del tetracampeón.

Chocolatito no dijo nada diferente que no haya dicho. No obstante, su semblante era el de un hombre desgastado por la categoría, su voz apenas se escuchaba en medio de los periodistas. Eso fue lo distinto en Román. Tan solo unas horas antes se había filtrado desde el equipo de trabajo que había marcado las 115 libras y que solamente se dedicaría a mantenerse y no desgastarse entrenando más. Ese era el principal factor del deterioro visto. Por el lado de Fuentes estaba asimilando muy bien la categoría, no es un peleador que estaba bajando, sino subiendo de peso. Su última pelea en Japón fue en 112 libras, en la cual terminó noqueado por Daigo Higa en el
primer asalto.

Lea además: Román González a su arribo oficial a Las Vegas: “Será bonito levantarme”

Una vez terminada la conferencia Chocolatito conversó con algunos medios oficialistas y Fuentes con medios mexicanos. “Realmente no me asusta, es normal que hablen pero el día del combate se dirá la verdad. Fuentes es un rival que va hacia adelante y yo soy también de fajo y paso muchos golpes”, indicó Román y sobre un posible nocaut aseguró: “Todo el mundo quiere noquear en cada pelea lo importante es la gran condición que tengo”.

Fuentes trabajó de forma intensa durante dos meses. “Demostraré mi buena preparación. Antes pensaba que Román era un superdotado, pero vimos que todo el mundo cae. Viene de ser noqueado y de un año inactivo. Vamos a chocar con él, así fue como le ganó Rungvisai”, explicó el retador azteca.