Líder del Movimiento Campesino del Tule será llevado al psiquiatra

Víctor Manuel Díaz manifestó tener problemas depresivos a su abogada durante audiencia inicial donde lo acusan de entorpecimiento de servicios públicos

presos políticos, nicaragua

Víctor Díaz durante la audiencia en los juzgados de Managua, en agosto de 2018. la prensa/archivo/a. floresLA PRENSA/ A. FLORES

Los líderes del Movimiento Campesino en toda Nicaragua han sufrido persecución, violencia y muerte por reclamar su derecho a la tierra, sin amenazas de ser confiscados por el proyecto canalero en Nicaragua. Sin embargo, esta problemática se agudizó después que estos participaran en los tranques como respuesta ciudadana a la represión del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, desde el 18 de abril de 2018.

Víctor Manuel Díaz González, es el tercer líder del Movimiento Campesino Anticanal de la comunidad El Fajardo, en Río San Juan, en ser procesado judicialmente, antes fueron acusados Medardo Mairena y Pedro Mena; por haber mostrado su descontento con la represión contra el pueblo nicaragüense.

Puede leer: Cacería feroz contra campesinos autoconvocados

Fue capturado el 9 de agosto, en el empalme de Las Azucenas, Río San Juan, cuando viajaba a bordo de un taxi y lo bajaron con violencia para privarlo de libertad. Desde entonces permanece encerrado en las celdas policiales, en el Chipote, específicamente.

Al psiquiatra forense

Producto del encierro y de la tortura psicológica al que ha sido sometido en los calabozos del Chipote, sufre estados depresivos y no se siente bien mentalmente, confesó a su abogada defensora, durante la audiencia inicial celebrada este 12 de septiembre en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua.

La abogada solicitó al juez Henry Morales Olivares a que lo remita a Medicina Legal para que sea valorado por un psiquiatra forense.

La desesperación que vive Díaz González dentro de la cárcel no es diferente a la que viven sus dos hijos de dos y cuatro años de edad que preguntan cuándo regresará su papá, cuentan sus familiares.

Según la Fiscalía, encargada de utilizar el órgano judicial para reprimir a quienes se levantan contra Ortega Murillo, el procesado dirigía el tranque ubicado en El Tule y La Argentina, del Municipio de San Miguelito, Río San Juan, durante las protestas cívicas entre junio y julio de 2018, mismos que fueron instalados ante la intransigencia de Ortega de no aceptar cambios en los cuatro poderes del Estado y convocar a elecciones adelantadas.

Además, ante su negativa de levantar a los paramiliatres de las calles, mismos que disparan contra la población causando verdadera zozobra en todos los departamentos, según denuncias ciudadanas y de organismos de derechos humanos.

Díaz fue acusado junto a los campesinos Cleto José Gutiérrez Sevilla y Migiuel Ángel Rizo Campos, quienes huyeron a las montañas, porque la cacería en el campo de parte de policías, ejército y paramilitares se mantiene en la zona.

No invidualiza acciones

Los testigos propuestos contra el campesino son trabajadores estatales que hablan de amenazas de destruir el centro de salud de la Comarca El Fajardo en San Miguelito y de un presunto robo de madera en el Inafor, pero no específica que acciones hizo Víctor Díaz González, alegó la defensa en audiencia.

La cacería feroz que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha desatado contra los campesinos que participaron de alguna manera en las protestas cívicas en contra de su gobierno, en demanda de democracia y justicia, se ha visto palpable con el asesinato del campesino Darwin Ezequiel Rostrán Polanco, de 24 años, quien fue acusado de terrorismo, junto al alcalde liberal de Mulukukú, Apolonio Fargas Gómez y luego fue torturado y asesinado por oficiales de la Policía Nacional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: