Ingresos del INSS crecen 10% hasta junio, pero gastos aumentaron al mismo ritmo

La disparidad entre el ingreso y el egreso provocó que el INSS termina la primera mitad de este año con un hueco financiero de 539.3 millones de córdobas, que es ligeramente inferior al que alcanzó el año pasado en igual periodo.

INSS

El Instituto Nicaragüense de Seguridad Social arrastra déficit. LAPRENSA/ARCHIVO

Pese a la fuga de más de ochenta mil trabajadores de su base de contribuyentes, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) registró en el primer semestre de este año un aumento del 10 por ciento con respecto a junio del año pasado, el cual fue “comido” por el gasto total, que experimentó un incremento similar.

Según cifras del Banco Central de Nicaragua, hasta junio el INSS captó 13,066.3 millones de córdobas, lo que significó 1,184.6 millones de córdobas adicionales con respecto a igual periodo del año pasado.

Lea: Daniel Ortega miente sobre crisis financiera en el Seguro Social

En tanto, el gasto total, es decir que incluye lo que se gastó en la adquisición de activos no financieros, alcanzó 13,605.6 millones de córdobas, 1,136.3 millones de córdobas más que en igual lapso del año pasado.

La disparidad entre el ingreso y el egreso provocó que el INSS termina la primera mitad de este año con un hueco financiero de 539.3 millones de córdobas, que es ligeramente inferior al que alcanzó el año pasado en igual periodo.

El INSS tuvo que recortar en 60.3 por ciento la adquisición de activos no financieros para poder hacer frente a su creciente problema financiero.

“Dentro de los gastos operativos, prácticamente se habría congelado la nómina salarial y los gastos en compra de servicios de atención médica, mientras que el pago de pensiones y prestaciones a los afiliados creció 14.1 por ciento”, según explicó un especialista, que prefirió no ser citado.

Además: INSS perdió 1,168 afiliados por día entre abril y junio a causa de la crisis sociopolítica

Cifras no cuadran

No obstante, explicó que lo que no parece tener una clara relación es el aumento del 10 por ciento en los ingresos cuando la masa salarial de los afiliados cayó 2.2 por ciento, por tanto, se tendría que esperar un mismo nivel de caída en los ingresos. “Resulta muy difícil que pueda explicarse el aumento del 10 por ciento en los ingresos por cotización del INSS”, insistió.

El INSS se encamina a cerrar este año en su quinto periodo con déficit financiero y hasta hoy el Gobierno no ha informado cuándo volverá a impulsar el paquete de ajustes, aunque ya admitió que la reforma será necesaria lo antes posible.

Lea también:  ¿Por qué el INSS está en crisis? Su situación es peor de lo que parece

La última vez que intentó impulsar una reforma fue el 18 de abril, cuando desató una de las peores crisis sociopolíticas en los últimos once años, lo que ha dejado como resultado más de cuatrocientos muertos, miles de presos políticos y heridos. Esto lo tiene al borde de la salida del poder a Daniel Ortega.