Obispos siguen esperando una respuesta del gobierno para reanudar el Diálogo Nacional

"Todos sabemos que es a través del diálogo que se encuentran soluciones pacíficas y justas para todos”, afirmó el obispo de la diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa. LA PRENSA/LUIS EDUARDO MARTÍNEZ M.

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) continúan esperando la respuesta del gobierno a una carta que enviaron hace más de un mes, para presentar una propuesta y reactivar, en una segunda fase, el estancado Diálogo Nacional en el que los jerarcas católicos han servido como mediadores y testigos.

“Obviamente seguimos abiertos para reactivar y continuar el diálogo nacional, estamos siempre en la disposición de continuar adelante, porque todos sabemos que es a través del diálogo que se encuentran soluciones pacíficas y justas para todos”, afirmó el obispo de la diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos.

Después de la misa que presidió este domingo 16 de septiembre en la catedral San Pedro Apóstol, monseñor Álvarez relató a LA PRENSA que “ya hace más de un mes enviamos una carta firmada por todos los obispos a Cancillería solicitando que se nos reciba para poder explicar la propuesta que tenemos en lo que sería una segunda fase del diálogo nacional”.

Le puede interesar: Monseñor Rolando Álvarez: “Nicaragua debe de construir una cultura de derechos humanos”

Sin precisar detalles sobre lo que propondrían al Gobierno, el obispo de Matagalpa aseguró que “si esa propuesta es escuchada, hasta va a ser agradable, porque ya obviamente la primera etapa del diálogo concluyó, pero estamos siempre a la expectativa para iniciar una segunda etapa”.

El pasado 11 de septiembre, 36 países se unieron en el seno del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas para pedir la reactivación del diálogo en Nicaragua.

Según monseñor Álvarez, los obispos de Nicaragua “estamos total y completamente abiertos para que personajes u organismos internacionales, por supuesto, nos vengan a apoyar técnicamente como mediadores que somos. También hay quienes hablan de la necesidad de ser garantes, porque los obispos somos mediadores y testigos, no garantes”.

Lea además: Aparece en El Chipote el asesor de los obispos que fue secuestrado por paramilitares

“Estamos dispuestos, tanto a que se nos apoye técnicamente en nuestra labor de mediación, como a que vengan garantes, y todo es que podamos lograr platicar para ver la manera de reactivar esta segunda etapa del diálogo”, continuó el obispo.

Sin embargo, la respuesta del Gobierno sigue sin llegar. “La estamos esperando, hay que ser optimistas”, refirió monseñor Álvarez.

“El bien siempre vence al mal”

Antes, en una homilía meramente evangélica que dirigió a los feligreses que colmaron la catedral, monseñor Álvarez retomó mensajes recientes del Papa Francisco, incluyendo el que hizo el Pontífice en el Ángelus de este domingo 16 de septiembre, para exhortar a que “contemplemos, contemplen la Cruz de Cristo. Claro que ahí vamos a contemplar la fuerza de la derrota y del fracaso, pero finalmente terminaremos contemplando la fuerza y el poder del triunfo y la victoria del Señor”.

Lea también: ¿Por qué Ortega denigra a los obispos?

“Nunca el mal tiene la última palabra, jamás, no la tuvo en la cruz, por eso desde aquel día, nosotros podemos afirmar y proclamar que siempre, aunque la noche oscura de la que hablaba San Juan de la Cruz, pareciera reinar en algunos momentos de nuestra vida, nunca será el mal el que tenga la última palabra, siempre será el bien el que triunfará y reinará por siempre. Ese día en que Cristo murió en la cruz, el Señor nos enseñó que el bien siempre vence al mal”, dijo el obispo aplaudido por los feligreses.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: