Movimiento Campesino denuncia que hay zonas del interior del país militarizadas

Vocero militar niega que el Ejército de Nicaragua haya participado junto a la Policía en cacerías en el campo en contra de campesinos que estuvieron atrincherados en los tranques

El desmantelamiento de los tranques en algunas zonas del país, en especial lo que se considera la ruta canalera, representó mayor represión, denuncia Movimiento Campesino. LA PRENSA/ARCHIVO

“Es imposible calcular el número de campesinos desplazados o que han tenido que huir hacia otros países debido a la persecución”, afirmó Freddy Navas, del Movimiento Campesino, quien aseguró que tampoco conocen la cifra precisa de campesinos apresados.

La represión la sufrió el campesinado con mayor furia una vez que fueron desmantelados los tranques y esto se dio más que todo en la ruta canalera y en el norte del país, y empezó el 13 de julio en Juigalpa.

Navas dice que tampoco es posible calcular la cantidad de campesinos presos sobre todo en poblados de Chontales en adelante, donde asegura que en la persecución de los campesinos ha participado el Ejército junto a la Policía donde han incursionado a sus territorios y “ha hecho cacería de campesinos”.

Lea también: Perversidad judicial contra el líder campesino Medardo Mairena

Aunque él hace estimaciones de 300, entre los que menciona dos pastores evangélicos. Esto es negado por el vocero del Ejército de Nicaragua, coronel Manuel Guevara.

“Lo informado a usted es falso, o que estamos cumpliendo es lo que hemos informado en diferentes momentos y el despliegue es el normal”, se limitó a alegar el vocero militar.

No obstante, Navas aseguró que lo que pasa en el campo de Nicaragua es poco lo que se conoce, porque a su criterio ni las organizaciones de derechos humanos ni los periodistas independientes pueden viajar a esas zonas a corroborar lo que allí sucede.

Después que se levantaron los tranques “comenzó la otra cacería”, reitera Navas. Y de eso no se sabe porque no hay acceso, “en el caso de ustedes (periodistas) si van allá a buscar información van a salir, robados, manoseados, torturados y golpeados y ojalá que no desaparecidos (…) usted puede entrar pero no puede salir, si no hagan la prueba y verán”, advirtió Navas.

Algunos de los apresados, indicó, los tenían en Juigalpa otros no sabemos si los tienen en Managua y la poca información sobre lo que ha pasado en la zona rural la atribuye a que ellos no han podido regresar “por el peligro que corremos nosotros también de ir a documentar los casos”.

Y los heridos que resultaron durante desalojo de los tranques “no han tenido acceso de ir a los hospitales porque de dos a tres, cuatro que han ido al hospital de Juigalpa, a los dos días (…) aparecen muertos, pese a que fueron con balazos en las piernas, y aparecen muertos”.

Navas aseguró que tienen las identidades de los fallecidos, pero prefirió no darlos a conocer por la seguridad de sus familiares. Personalmente el conoce al menos tres casos cuyos familiares se vieron obligados a dejar Nicaragua.

Buscan descabezar el movimiento

Las zonas que más le preocupa es Nueva Guinea, Punta Gorda, en esa zona está militarizada por el Ejército en esa zona no se cultiva, sostuvo Freddy Navas, miembro del Movimiento Campesino.

El vocero del Ejército, coronel Manuel Guevara reiteró: “el despliegue s el normal”.

“Ellos lo que quieren es descabezar el Movimiento Campesino, pero nosotros nunca hemos dejado de protestar”, dijo Navas, quien considera que hubo una criminalización contra ese sector, donde también asegura hay paramilitares cubanos y venezolanos.

Lea Además: Líder del Movimiento Campesino del Tule será llevado al psiquiatra

Toda la persecución que ahora enfrenta el campesinado tiene que ver con levantada de los tranques en el Empalme de Lóvago, Morrito, Juigalpa, El Triunfo y Las Azucenas, en Nueva Guinea, estimó Freddy Navas y que “hoy son criminales terroristas”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: