Daniel Ortega cambia juramento a la bandera por uno de fidelidad al Frente Sandinista

Obligan a estudiantes en desfiles patrios a comprometerse con “modelo socialista”

Desfile patrio, juramento a la bandera, socialismo, Día de la Independencia

Desde que Daniel Ortega está en el Gobierno los actos en conmemoración de las Fiestas Patrias son de adulación a su figura. LA PRENSA/ TOMADO DE PRESIDENCIA

La tradicional Jura a la Bandera, que es el símbolo de las fiestas patrias en Nicaragua, nuevamente fue olvidada y reemplazada por un compromiso partidario que el presidente designado Daniel Ortega hizo al comprometer a estudiantes que participaron en el desfile tradicional de los colegios, el pasado sábado.

El acto gubernamental del 15 de septiembre en conmemoración del 197 aniversario del Día de la Independencia se realizó en la Avenida Bolívar. Ahí Ortega hizo que los estudiantes juraran su compromiso con “el modelo de ideales socialistas” que identifica a su gobierno.

Pocas bandas rítmicas de los colegios de Managua participaron en la actividad, que como ha sido costumbre desde que Ortega llegó al gobierno en 2007 fue otro acto de culto a la figura del mandatario, su familia y en la que privó el discurso antimperialista.

Lea: Las dos caras de Daniel Ortega sobre el adelanto de las elecciones

Al momento de autorizar el inicio de la presentación de las bandas rítmicas escolares, el presidente designado cambió la Promesa a la Bandera establecida por decreto, y la reemplazó por un compromiso de fidelidad partidaria hacia su administración.

“Juramos a Dios, que le juramos a la patria, que le juramos a nuestras familias, que le juramos a nuestros héroes y próceres nacionales, que seguiremos estudiando con vocación y espíritu de servicio y desarrollando el deporte, la cultura, el arte. Y contribuyendo al desarrollo de nuestro país, para que, con nuestras familias, tengamos cada día una vida digna, en paz y tranquilidad y que todas las familias nicaragüenses nos sintamos fuertes y bendecidas con nuestro modelo de ideales y valores cristianos, socialistas y solidarios, así lo juramos y así Dios mediante lo cumpliremos”, fue el compromiso que Ortega hizo hacer a los colegiales presentes.

“Lo juramos”, fue la respuesta de los estudiantes en el desfile.

La jura a la bandera hecha por Ortega y la contestación de los estudiantes en el acto central de las celebraciones de las fiesta patrias no tienen nada que ver con lo establecido en el Decreto 50-90, publicado en La Gaceta en septiembre de 1990.

Lea Además: Elecciones en la Costa Caribe de Nicaragua serán una “farsa”, advierten partidos políticos indígenas

Ese decreto indica como corresponde a la Promesa a la Bandera que deben hacer el funcionario, la que textualmente es: “Prometéis solemnemente ante Dios, la Patria y Mártires, Héroes Nacionales, por vuestro honor y dignidad ciudadana, respetar, honrar y defender nuestra bandera azul y blanco, símbolo de nuestra independencia, libertad y soberanía”.

“Sí, prometo”, es la respuesta solemne que procede hacia la bandera azul y blanco, el principal símbolo nacional.

Discurso antiyanqui

Desde el 18 de abril Nicaragua está sumergida en una grave crisis sociopolítica debido a la barbarie contra las protestas ciudadanas por parte de la policía y los paramilitares del gobierno de Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

Al menos 481 muertos, miles de heridos, desaparecidos y cientos de presos políticos es el saldo de la represión del Gobierno contra los manifestantes que exigen la renuncia de la pareja presidencial.

Lea Además: En ocasión del Día de la Independencia, EE.UU. advierte al Gobierno de Ortega que le hará rendir cuentas

Ortega ha intentado vender la idea de que sufrió un intento de golpe de Estado, el cual fue financiado por Estados Unidos a grupos de la derecha nicaragüense. En el acto del desfile patrio el caudillo sandinista no mencionó la crisis, pero repitió su discurso de que Centroamérica ganó la “batalla contra el yanqui invasor”.