Zona de Strikes: «Chocolatito» González pasa prueba, pero queda mucho por hacer

"Chocolatito" era la clave, no Moisés Fuentes, un rival que no representaba peligro, pero que jugó su papel para restaurar la confianza del nica

"Chocolatito" González

Edgard Rodríguez C.

Un Román “Chocolatito” González, que adoleció del ritmo y la velocidad que lo transportó a la cúspide del boxeo mundial, tuvo sin embargo, la potencia y el fuego para imponerse a sus propias dudas, en su regreso al ring tras un año de ausencia.

Nadie esperaba a Román a su más alto nivel. No después del violento nocaut que le propinó Srisaket Sor Rungvisai y que parecía haberle arrebatado la ambición de aferrarse a la cima, mientras causaba estragos en su confianza y empañaba su futuro.

Pero algo de aquel talento magistral permanece ahí. Y no lo decimos porque haya noqueado a Moisés Fuentes, sino porque espantó sus demonios y decidió enfrentar sus temores hasta vencerlos, mientras se abre con fe hacia un futuro que podría ser interesante.

Román no estuvo rápido, no combinó como solía hacerlo y necesita ajustes en su defensa, lo mismo que flexibilidad en la cintura, pero está de vuelta y dispuesto a correr riesgos, consciente de que se trata de un proceso de reconstrucción y que eso toma tiempo.

No reparen tanto en Moisés Fuentes. La clave era el nica. Y para esta etapa inicial del retorno, había que buscarle un oponente que no lo complicara. Pero además, el “Chocolatito” González fue agresivo y no dejó que el azteca cogiera la vara intentando pasarse de listo.

El rival era cómodo, pero le ganó como debía, con un nocaut, que debe ser clave para la reconstrucción de la confianza, el factor decisivo para el éxito en este regreso. Ya llegará el momento para los rivales de mayor calibre. Por ahora, pasó la prueba.

Lo esencial es que ya volvió y que de acuerdo a lo mostrado, hay espacio para trabajar en ajustar detalles que podrían permitirle reinventarse, mientras ilusiona con un futuro interesante. Semejante talento no iba a evaporarse por un nocaut, pero queda mucho por hacer para volver al mejor nivel.