Policía desaloja a tomatierras en El Cocal, Chinandega

En el desalojo se registraron forecejos y las fuerzas especiales de la Policía lanzaron gases lacrimógenos. Dos personas resultaron con golpes

Chinandega

LA PRENSA/Saúl Martínez

Oficiales de la Policía Orteguista (PO) desalojaron la mañana de este miércoles a los tomatierras que habían invadido diez manzanas en el lugar conocido como El Naranjo, en el sector El Cocal, Chinandega, el pasado 5 de junio. Un policía y una mujer resultaron con golpes durante el desalojo.

El terreno invadido fue nombrado por los tomatierras como reparto Naranjo 5 de junio y colocaron una manta en la entrada del lugar con la bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Lea además: Pobladores denuncian despale indiscriminado en el complejo volcánico de Chinandega

Pobladores aledaños a la zona dijeron que hubo forcejeos y que las fuerzas especiales de la Policía lanzaron gases lacrimógenos. Posteriormente los tomatierras desmontaron las champas de plástico, cables de electricidad, tubería de agua que había sido instalada, horcones, zinc y las banderas rojinegras.

Descontento con el Gobierno

Una de las pobladoras desalojadas mostró su descontento y aseguró que «no votaré nunca más por este gobierno».

Verónica Pérez, otra de las pobladoras desalojadas, retiraba la última parte de la madera con la que había levantado la champa y se alejaba con nervios por los gases lacrimógenas que lanzó la policía. «No les importó que había niños. Hice gastos ahí como de 4 mil córdobas en el proyecto de agua y de luz», dijo Pérez.

Puede leer: Desconocidos realizan disparos y pintas contra viviendas en Chinandega y Chichigalpa

Por su parte, Javier Mendoza dijo que desalojaba por lo feo que se experimentaba en el terreno. «Nos dieron la oportunidad de sacar las cosas y me traje lo que había colocado», señaló.

Orlando Gómez, quien merodeaba por el lugar, lamentó que los primeros que se tomaron el terreno vendieron parte de los lotes y quienes se quedaron de último, cuidaban y protegían sus ubicaciones debido a que el coordinador de la toma exigía presencia permanente. «Algunos hasta dejaron sus trabajos por cuidar sus lotes», mencionó el poblador.

Lea también: Upanic denuncia incremento en la invasión de propiedades de los productores

Este es el quinto desalojo de tomatierras en Chinandega, los otros fueron en el terreno La vinagrera, en El Viejo, Barcelona 2- El Ensayo, en el municipio El Realejo, campo deportivo El Cañita, en Chinandega y Finca Santa Julia, en el norte de Chinandega.

En el terreno de 10 manzanas que fue invadido y ahora desalojado se proyectaba la construcción de un megaparque, cuyo costo aprobado por la municipalidad fue de 44 millones de córdobas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: