LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

LA PRENSA/Manuel Esquivel

Funides: entre abril y julio se perdieron 347 mil empleos por la crisis en Nicaragua

La economía acumuló a julio 946.2 millones de dólares en pérdidas y 347 mil personas despedidas o suspendidas de sus empleos. Esto, según Funides provocará que la actividad económica retroceda 2.1 por ciento, pero si la violencia se incrementa la contracción puede ser de 4 por ciento

Como resultado de la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde hace cinco meses, la economía acumuló a julio 946.2 millones de dólares en pérdidas y 347 mil personas han sido despedidas o suspendidas de sus empleos. Esto, según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), provocará que la actividad económica cierre el 2018 con una caída del 2.1 por ciento.

Pero si la violencia se intensifica durante el resto del año las pérdidas podrían alcanzar los 1,214.2 millones de dólares y la contracción de la economía sería de hasta cuatro por ciento.

Lea además: Gobierno admite más desempleo y pobreza por crisis en Nicaragua

En junio Funides había proyectado que la economía podría registrar pérdidas de entre 637.9 millones de dólares y 1,399.9 millones, y que el Producto Interno Bruto (PIB) caería entre 0.03 y 5.6 por ciento. La nueva proyección es menos pesimista.

347 mil empleos perdidos

La pérdida o suspensión de 347 mil empleos registrada por Funides hasta julio estaría concentrada principalmente en tres sectores que acumulan el 76.7 por ciento del total. Entre las actividades económicas más afectadas están el comercio con 154 mil empleos perdidos; hoteles y restaurantes con 62 mil, la construcción con cincuenta mil, la actividad agropecuaria con 43 mil y los restantes 39 mil están distribuidos en otros sectores.

Lea también: Intransigencia de Daniel Ortega tiene al borde de la pobreza a 1.3 millones de nicas

Los 347 mil empleos que según Funides se han perdido entre abril y julio comprenden tanto formales como informales.

En el caso del empleo formal el Instituto Nicaragüense del Seguro Social (INSS) reportó la pérdida de 110,898 afiliados entre noviembre del año pasado y junio de este año. El 78 por ciento de estos empleos formales se destruyeron entre abril y junio, es decir, los primeros tres meses de la crisis sociopolítica.

También puede leer: Funides: Economía de Nicaragua registrará su peor caída desde 1978

El reporte estadístico del mercado laboral correspondiente a junio de 2018 publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN), detalla que en noviembre del año pasado el INSS tenía 921,328 afiliados, mientras que al cierre del primer semestre de este año la base de afiliados había caído a 810,430. Una reducción del 12 por ciento en ocho meses.

Según el reporte del BCN en marzo la planilla del INSS incluía 896,869 afiliados, pero en junio dicha cifra bajó a 810,430, eso significa que entre abril y junio se dieron de baja 86,439 asegurados. Esto representa una pérdida de 1,168 afiliados por día desde que estalló la crisis el 18 de abril hasta el 30 de junio.

También puede leer: SICA pide el cese de inmediato de la violencia y respeto a los derechos humanos en Nicaragua

Los sectores más afectados son: comercio; construcción; y agropecuario, que incluye también silvicultura, caza y pesca.

US$946.2 millones perdidos

El reporte de Funides sobre la actualización del impacto económico y social de la crisis sociopolítica —que inició el 18 de abril y que ha dejado más de cuatrocientos muertos, miles de heridos y decenas de encarcelados y desaparecidos—, incluye datos hasta julio y proyecciones de venta, empleo e inversión para el resto del año. La información fue proporcionada por dirigentes gremiales y empresarios de sectores clave.

A partir de dicha información, Funides sigue analizando dos “potenciales escenarios” y ambos contemplan que la crisis se prolongará durante el resto del año.

También puede leer: Gobierno de Daniel Ortega deja la economía de Nicaragua al borde de la caída este año

“El primer escenario supone que las personas y las empresas se adaptarán a una ‘nueva realidad’, donde a pesar del contexto de crisis continúan realizando sus actividades económicas a menor intensidad, similar a julio y agosto, y otros sectores se ajustan gradualmente en los siguientes trimestres”, dice el informe de actualización de daños de Funides.

Y añade que en este escenario la actividad económica se contraería 2.1 por ciento en 2018, en comparación con 2017, con pérdidas de 946.2 millones de dólares en valor agregado.

Ante este panorama Funides reitera la importancia de que exista voluntad política por parte del Gobierno para buscar una salida pacífica a la crisis, que ponga fin a la represión y la criminalización de la protesta.

“Una vez que se encuentre una salida sostenible a la crisis, es importante ejecutar acciones que permitan restablecer la confianza de los consumidores, los inversionistas, los turistas locales y extranjeros y los depositantes en el sistema bancario. Posterior a esto, hay que continuar trabajando por alcanzar un crecimiento sostenible e inclusivo en el largo plazo”, señala Funides.

Segundo escenario

El segundo escenario que contempla Funides “supone que la violencia durante las protestas en diferentes territorios del país se intensifica por el resto del año, afectando en mayor medida al comercio, los servicios empresariales y la actividad del Sistema Financiero, principalmente por el continuo retiro de los depósitos en los bancos comerciales”.

En estas circunstancias, la actividad económica se contraería 4.0 por ciento con respecto a 2017 y esto representaría pérdidas por 1,214.2 millones de dólares en valor agregado.

Funides advierte que “ambos escenarios implican impactos devastadores, tanto para el empleo como para la profundización y ampliación de la pobreza”.

Las actividades económicas más afectadas serían: el comercio, la construcción, los hoteles y restaurantes, la industria manufacturera, la intermediación financiera y conexos, el sector agropecuario y la minería.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: