Donald Trump apoya al juez nominado para Tribunal Supremo, pese a señalamientos de abuso sexual

Brett Kavanaugh es señalado de haberse sobrepasado con Christine Blasey Ford en una fiesta hace 36 años, cuando ambos eran adolescentes

Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. LA PRENSA/ARCHIVO/AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, cuestionó este viernes la veracidad de las acusaciones de la presunta víctima de abuso sexual de Brett Kavanaugh, juez nominado por él mismo para el Tribunal Supremo.

«No tengo dudas de que si el ataque a la doctora Ford fue tan malo como ella dice, se habrían presentado cargos de inmediato con las autoridades locales por ella misma o sus cariñosos padres», afirmó Trump en su cuenta de Twitter. «Pido que presente esas acusaciones de modo que sepamos fecha, hora y lugar», agregó.

Lea además: Exjefe de campaña de Donald Trump acepta colaborar en investigación de trama rusa

Christine Blasey Ford aseguró que en una fiesta hace 36 años, cuando ambos eran adolescentes, Kavanaugh presuntamente trató de sobrepasarse con ella y silenciar sus protestas.

Puede leer: Declaran culpable de ocho cargos por fraude a Paul Manafort, exjefe de campaña de Donald Trump

«El juez Brett Kavanaugh es un buen hombre, con una reputación increíble, que está bajo asalto por políticos de la izquierda radical que no quieren saber las respuestas, solo destruir y retrasar», tuiteó Trump.

Ford ha rechazado acudir a testificar el lunes al Senado como le habían solicitado y pidió fijar una nueva fecha negociada durante la próxima semana.

Tanto la víctima como la oposición demócrata, que ha buscado retrasar el proceso de confirmación desde el comienzo, reclamaron que lleve a cabo una investigación del Buró Federal de Investigaciones (FBI) antes de cualquier audiencia sobre el tema en el comité, algo que han rechazado los republicanos, con mayoría en el Senado.

También: Exabogado de Trump se declara culpable y lo vincula a pagos ilegales durante campaña

Este lunes, la Casa Blanca anunció que el presidente estaba interesado en escuchar las versiones tanto de Kavanaugh como de Ford, cuya acusación ha puesto en peligro la confirmación del juez por parte del Comité Judicial del Senado, que debería haber tenido lugar esta semana.