Orteguistas se toman la Jean Paul Genie y destruyen parte de las cruces de las víctimas de la represión

Orteguistas "barren" cruces del homenaje a las víctimas de la represión en la rotonda Jean Paul Genie, e imponen bandera rojinegra.

Orteguistas se plantan en la rotonda Jean Paul Genie y destruyen la mayoría de las cruces que recuerdan la memoria de las víctimas de la masacre gubernamental. LAPRENSA/JADER FLORES

Simpatizantes sandinistas no mostraron ningún tipo de respeto al destruir varias de las cruces que el pueblo autoconvocado colocó en la rotonda Jean Paul Genie en memoria de los caídos durante las protestas cívicas. En su lugar, pusieron un toldo para cubrirse del sol mientras ondeaban banderas rojinegras.

La cruz de concreto, la virgen María y los dos ángeles ubicados en el centro de la rotonda con algunas cruces tiradas sobre la estructura sobrevivieron a las hordas orteguistas. Y como para mostrar su poderío sobre ese territorio, los simpatizantes colocaron una bandera partidaria sobre la bandera de Nicaragua, mientras la zona era resguarda por unos veinte policías antimotines.

Esta no es la primera vez que los simpatizantes del gobierno demuestran su intoleracia y violencia contra la memoria de las víctimas de la represión-el 1 de septiembre todas las cruces amenecieron tiradas sobre la grama-; sin embargo, en esta ocasión, la acción corresponde con la orientación del Ejecutivo de tomarse las principales rotondas del país en un intento de recuperar los espacios públicos que fueron conquistados por los autoconvocados desde el pasado mes de abril.

Bandera rojinegra es impuesta sobre la bandera de Nicaragua en la rotonda Jean Paul Genie.
LAPRENSA/JADER FLORES

Cabe mencionar que LA PRENSA publicó una nota en la que señalaba que el homenaje a los caídos lucía descuidado desde que el Orteguismo se impuso, mediante el resguardo de la Policía Nacional, sobre esa zona. Dicha rotonda se convirtió en uno de los símbolos claves de la lucha cívica porque recuerda la violencia ejercida desde el 18 de abril, cuando un grupo de jóvenes fueron asediados por turbas orteguistas y policías antimotines al caer la tarde de ese miércoles.

Ese mismo escenario ha sido testigo de la violencia repetida contra el pueblo desarmado; una de las últimas marchas que logró llegar a la Jean Paul Genie fue la de Las Banderas, la cual fue atacada a balazos por paramilitares. 

Frente al asedio policial, las últimas marchas han finalizado en la rotonda Cristo Rey, lugar que también ha sido sitiado por la policía para evitar que la gente siga demandando la renuncia del presidente designado por el Poder Electoral, Daniel Ortega, y su esposa y también vicepresidenta, Rosario Murillo; justicia por los más de trescientos muertos y libertad para los más de doscientos presos políticos.

Orteguistas no muestran mucho ánimo al rotondear por su partido de gobierno.
LAPRENSA/JADER FLORES

Lea además: Orteguistas destruyen memorial de las víctimas