Daniel Ortega y Nicolás Maduro repiten las técnicas nazis sobre la mentira

Gobiernos de Daniel Ortega y Nicolás Maduro, de Nicaragua y Venezuela respectivamente, dicen mentiras con el objetivo de encubrir lo que pasa en sus países.

Los dictadores Daniel Ortega y Nicolás Maduro. LA PRENSA/Archivo

Beatrice Rangel, directora del Instituto para la Democracia Interamericana (IID), afirmó que los regímenes de Nicaragua y Venezuela están empleando la misma técnica de desinformación, sobre lo que ocurre en sus países, tal como lo usó Joseph Goebbels, el exministro de la propaganda de los nazis.

El objetivo sería enmascarar la realidad que viven los dos países ante la falta de institucionalidad, la represión, el éxodo de sus ciudadanos y la pobreza.

Pero además, según la experta, ambos regímenes tendrían otro punto en común: descalificar voces críticas como ocurrió recientemente con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de quien Ortega pidió su renuncia.

Eso mismo ha ocurrido con Venezuela y Cuba. La vicepresidenta de Nicaragua, la esposa de Ortega, Rosario Murillo, pidió la renuncia de Almagro por instar a la comunidad internacional a “asfixiar a la dictadura que se viene instalando en Nicaragua”, y por las declaraciones de Almagro que hizo en Cúcuta, Colombia, donde no descartó ninguna opción para una salida a la crisis venezolana.

Goebbels es considerado uno de los mayores expertos en dibujar mundos ficticios, inventar ataques “defensivos” y generar un modelo de propaganda política para manipular.

Así lo hacen los regímenes de Ortega y Maduro, tratan de dibujar con sus mensajes la realidad opuesta a los crímenes y la represión que cometen contra los opositores, según los especialistas.

Lea: Daniel Ortega multiplica mentiras y cinismo durante entrevistas internacionales

En el caso de Venezuela se suma la crisis humanitaria que ha provocado el éxodo de 2.3 millones de personas por falta de alimentos, algo que Maduro niega.

“Con el secretario general empezaron una campaña porque sus acciones le dan vigencia a la Carta Democrática Interamericana, a lo que más le temen es que le apliquen ese instrumento porque no son demócratas y obviamente la aplicación de la Carta Democrática les quita la capacidad de interactuar con las instituciones creadas para la defensa y el fortalecimiento de la democracia, que son la mayoría de instituciones interamericanas, por eso la campaña contra Almagro”, explicó la directora del IID.

Rangel sostiene que “los que aprendieron bien a usar la estrategia comunicacional de los nazis son los cubanos y han entrenado a sus colonias en América Latina”. Beatrice Rangel se refiere a Nicaragua y Venezuela.

La experta Beatrice Rangel analizó la situación de Nicaragua. LA PRENSA/JUDITH FLORES

Para ella, la campaña contra Almagro no tendrá ninguna trascendencia puesto que solo Venezuela, Bolivia y San Vicente y las Granadinas defienden a Ortega.

 

«Una mentira repetida mil veces se vuelve verdad,a partir de esa premisa estos regímenes han creado mentiras que dirige toda la narrativa de ellos”.
Beatrice Rangel, directora del
Instituto para la Democracia
Interamericana.

También: Doña Rosario y la receta de Goebbels

Influencia de Cuba

Orlando Gutiérrez Boronat, del Directorio Democrático Cubano, con sede en Miami, asegura que los tres regímenes (Cuba, Venezuela y Nicaragua) operan como uno solo, pero dirigidos por la inteligencia cubana.

“Desde su departamento de Inteligencia (espionaje cubano) se controla al régimen de Maduro y a la dictadura del Frente Sandinista, y a menos que exista en el hemisferio una acción conjunta en contra de la raíz del mal que es Cuba, no habrá un cambio real”, afirmó.

“El sistema comunista no es un tipo de economía, es una forma para tomar y mantenerse en el poder. El Frente Sandinista es un engendro fabricado en Cuba”, dijo Gutiérrez Boronat.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: