La calidad del filtro es básica para alargar la vida de su vehículo

Después de aprender a conducir hay una serie de conocimientos que todo dueño de vehículo debe manejar, si no a la perfección, al menos de forma básica. Conocer el vehículo, sus partes y cómo funcionan es fundamental para cuidarlo y alargar su vida útil

Luego de adquirir un vehículo a lo primero que se enfrentará es al cambio de aceite, producto fundamental para el buen funcionamiento del motor ya que lubrica, limpia y enfría las piezas de combustión. Es muy importante saber que con el aceite es indispensable cambiar también el filtro, el que se encarga de retener las impurezas y partículas que se encuentran en el lubricante debido a la combustión y el roce entre los componentes del motor.

Si el filtro no se cambia o no es de buena calidad, esas impurezas que se originan en el funcionamiento se mezclan con el nuevo lubricante y siguen circulando por el motor causándole daños prematuros, como desgastes y otras averías, de manera que el filtro y su calidad es básico para que el motor funcione bien y tenga una larga vida. Es por eso que la mayoría de los fabricantes de vehículos recomiendan cambiar aceite y filtros cada cinco mil kilómetros, explica Rolando Vado, gerente de ventas de Súper Repuestos.

Comenta que el motor de un vehículo bien mantenido puede durar hasta 400 o 500 mil kilómetros sin hacerle reparaciones mayores, sin embargo, en Nicaragua solo un bajo porcentaje de los vehículos puede recorrer 400 mil kilómetros sin reparaciones al motor. “En conclusión, usar aceites y filtros de baja calidad es una mala decisión”, dijo.

Componentes importantes

Los filtros de buena calidad incluyen una serie de componentes con material y diseño certificados que retienen las impurezas producidas en la explosión del motor.

Vado indica que contienen, incluso, una válvula de retorno la cual evita que el aceite caiga completo al cárter una vez que se apaga el motor y hace que al volver a encenderlo el aceite retenido en el filtro mejore sustancialmente el tiempo de lubricación.

“Cuando apagas el carro, el aceite cae por gravedad hacia el cárter, pero la válvula de retorno del filtro impide que todo el aceite se descargue, de manera que cuando el vehículo se vuelve a encender el aceite que quedó en el filtro lubrica el motor en muy pocos segundos, mientras la bomba impulsa el aceite acumulado en el cárter para la lubricación completa del motor”, explica el especialista.

Si el filtro carece de esta válvula, significa que el aceite cae todo al cárter y que al encender nuevamente el vehículo y ponerlo en marcha, el motor tardará más tiempo en lubricarse completamente y estará trabajando algunos segundos sin lubricación, lo cual es fatal para el motor.

Sin embargo, “la mayoría de los filtros de precio económico que se venden en Nicaragua, no tienen esa válvula”. Ahí radica la importancia de aprender, conocer y verificar qué compra y dónde lo compra.

Agrega que acudir a un taller o mecánico con los conocimientos adecuados es muy importante a la hora de efectuar una reparación. Existe un manual de taller para cada modelo y marca de carro donde se indica exactamente la rutina necesaria para hacer una reparación de calidad.

CONSEJOS

Leer el manual del vehículo es vital. Hágalo y siga las instrucciones del fabricante.

Lo ideal es cambiar el filtro junto con el aceite de acuerdo con lo que indica el manual.

Cuando vaya a cambiar aceite y filtro asegúrese de comprar ambos de muy buena calidad.

Compre sus filtros en un establecimiento reconocido, con prestigio, trayectoria y que brinde garantías.

Recuerde: lo barato sale caro