Entierran a Matt Romero, el joven asesinado por los paramilitares en la marcha por los presos políticos

El entierro de Matt Romero se convirtió en una improvisada marcha azul y blanco, con el pueblo exigiendo justicia para las víctimas de la represión del gobierno orteguista

Entierro de Matt Romero, el adolescente asesinado por paramilitares del dictador Daniel Ortega. LA PRENSA/ JADER FLORES

LAPRENSA/JADER FLORES

Familiares, amigos y pobladores autoconvocados enterraron la tarde de este lunes el cuerpo de Matt Romero, de 16 años, quien fue asesinado durante el asedio y ataque de las fuerzas policiales y paramilitares a la marcha por los presos políticos, en Managua.

Romero cursaba el cuarto año de secundaria en el Instituto Rubén Darío y recibió un certero disparo en el pecho que no tuvo orificio de salida, relató su tío Ismael Romero. Su madre, Tania Romero, contó que su hijo quería una Nicaragua libre. Más de 500 personas han sido asesinadas desde el 18 de abril de este año, por la violencia estatal.

Una caravana azul y blanco acompañó hasta su última morada a Matt Romero, el portero que soñaba con ser un ingeniero civil; él es la víctima más reciente de la violencia Orteguista, ejecutada a manos de paramilitares y la Policía Nacional.

Lea además: “Quería ver una Nicaragua libre”. La historia de Matt Romero, el estudiante asesinado en la marcha por los presos políticos 

Con banderas de Nicaragua y pitoretas, los pobladores acompañaron el cuerpo de Romero hasta el cementerio Milagro de Dios. Los ciudadanos corearon las consignas: «Pueblo únete», «Eran estudiantes, no eran delincuentes», mientras los pobladores de los barrios aledaños salían a despedir el cuerpo.

La tristeza y el dolor inundó el sepelio de Matt, mientras los jóvenes acompañantes, lloraban desconsolados por su compañero de cuarto año de secundaria del colegio Rubén Darío.

Uno de sus amigos que apretó con mucha fuerza el ramo de margaritas que sostenía en sus manos no pudo hablar; las ganas de llorar son mayores y enseguida las lágrimas empiezan a correr. Matt no solo era su amigo, también era su competencia para atajar goles, pero ahora se ha ido. El adolescente de 16 años exige justicia.

“Andaban niños y ancianos y no les importó. La lucha sigue, aunque ellos nos tiren balas, el pueblo siempre saldrá a a las calles”, dijo una mujer que participó en la marcha de este domingo. “Aquí el pueblo no se rinde”, decía otro poblador.

Puede leer: Condenan ataque a manifestantes en Nicaragua que dejó a un adolescente asesinado

La marcha por los presos políticos salió a eso de las 10:00 de la mañana de los semáforos del mercado Mayoreo y fue asediada por antimotines y simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Los manifestantes tuvieron que cambiar la ruta de la marcha, tras ser víctimas de acoso y persecusión.

Además de la víctima mortal,  seis personas resultaron heridas y alrededor de 18 detenidas.