Policía Orteguista niega visitas al reo que mantuvo esposado por semanas a una cama de hospital

"Es muy extraño que no me hayan permitido verlo. Yo sospecho que se lo llevaron a Managua" , expresó preocupada Mariela García, esposa de Carlos Hernández.

Granada, presos políticos, Nicaragua

Carlos Hernández Bustos, de 31 años, estuvo esposado a una cama del Hospital Amistad Japón Nicaragua por meses, tras haber sido operado gracias a la ayuda de profesionales ajenos al hospital de Granada. LA PRENSA/ARCHIVO/O. NAVARRETE

La Policía Orteguista de Granada, no permitió la visita de familiares este martes, al reo Carlos Hernández Bustos, quién permanece detenido en las celdas preventivas de esta ciudad.

Le Puede Interesar: La historia de Carlos Hernández, el hombre esposado a una camilla de hospital

Carlos Hernández se encuentra en la galera número 22. Su caso es uno de los más polémicos en el contexto de la crisis sociopolítica que vive el país porque la policía lo tuvo por más de dos meses esposado a una cama del hospital Amistad Japón Nicaragua, tras recibir dos disparos en una de sus piernas por personas encapuchadas que operaban para el régimen de Daniel Ortega

Según relató Mariela García, esposa de Carlos Hernández, este martes llegó a la visita establecida a eso de las 10 y 30 de la mañana, pero asegura que no le permitieron el ingreso al edificio de la policía. «Un oficial que estaba en la puerta me dijo que no podía verlo. Que habían cambiado los horarios de 11 de la mañana a 11 y 45 de la mañana, pero yo llegué antes y aún así no me dejaron verlo», denunció la joven mujer.

Además: Crueldad con el reo que estuvo esposado a una cama de hospital en Granada.

García dijo que pidió hablar con un oficial de nombre Erlin, que está a cargo de esa galera, pero tampoco se lo permitieron. Ante esta situación dijo sospechar que su marido ya no está en Granada y cree que lo hayan llevado a Managua. «Es muy extraño que no me hayan permitido verlo. Yo sospecho que se lo llevaron a Managua» dijo la angustiada mujer.

Según García, habían unas cinco familias más esperando ver a sus familiares detenidos pero tampoco lograron verlos. Hernández Bustos, fue dado de alta de una complicada cirugía en su pierna y de inmediato llevado a las celdas preventivas. Fue acusado de robo agravado, ya se le hizo audiencia inicial, pero recientemente las autoridades judiciales sorprendieron cuándo trasladaron el caso a una instancia judicial de la capital argumentando incompetencia.

Lea También: Hombre acusado de quemar al Alcaldía de Granada lleva 18 días esposado a la cama de un hospital.