Exrectores y exdecanos de la UNAN-León demandan el reintegro de docentes despedidos

Los profesores retirados demandaron a las autoridades que restituyan en sus puestos a los profesores despedidos y reintegren a los estudiantes expulsados

El doctor Arnoldo Toruño Toruño, ex decano de la Facultad de Medicina. LA PRENSA/Eddy López

Los profesores retirados de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León) se pronunciaron este jueves respecto a los despidos y expulsiones arbitrarias que sufren maestros y alumnos tanto de universidades como de colegios por participar en las protestas antigubernamentales.

Ante tal problemática, demandaron a las autoridades que restituyan en sus puestos a los profesores despedidos y reintegren a los estudiantes expulsados.

Entre las personalidades de prestigio que se pronunciaron y que formaron parte cuando existía autonomía universitaria en esta casa de estudios, se encuentran; el doctor y exrector Carlos Tünnermann Bernheim; Ernesto Medina Sandino, exrector; Mercedes Avellán García; exvicerectora general; Ofelia Rojas Berríos, exvice rectora general; María Antonieta Fonseca Poveda; exdecana de la Facultad de Ciencias Químicas.

Le puede interesar: Maestros despedidos por motivos políticos se las ingenian para subsistir

También firmaron Luis Muñoz Antón, exdecano de la Facultad de Ciencias Químicas; Arnoldo Toruño Toruño, ex decano de la Facultad de Medicina; Olivia Gutiérrez Morales, exvicedecana de la Facultad de Ciencias Químicas; Oscar Fonseca Poveda, decano emérito y exprofesor de Cirugía; José Jesús Rizo, exprofesor de Cirugía; Guillermo Toruño Toruño, exprofesor de la Facultad de Ciencias y exdirector del sede en Somoto; Nora Cárdenas Cárcamo, exprofesora de Ginecología y Obstetricia; María Elena Rojas Berríos, exdirectora Escuela de Turismo y Luis Somarriba Briones, exprofesor de Ginecología y Obstetricia y ex subdirector docente del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales.

“El despido es ilegal, en primer lugar, porque es una decisión de la rectora, y ni la Ley 89, ni el estatuto le otorgan al rector la facultad de cancelar el nombramiento de un docente; esto es atribución del Consejo Universitario. La otra razón es que este despido ocurre sin que se presente ninguna de las condiciones que señala el estatuto como requisitos para cancelar el nombramiento de un profesor titular. Al fijar el Estatuto estas condiciones, vuelve inaplicable para los profesores de la UNAN-León, el artículo 45 del Código del Trabajo, usado como base para el despido. La situación se vuelve más grave cuando el Consejo Universitario, en lugar de corregir el error de la Rectora, lo asume, al denegar la apelación que con toda razón presentaron los docentes”, dice el pronunciamiento.

Acto ilegal

El doctor Arnoldo Toruño Toruño, ex decano de la Facultad de Medicina, considera una injusticia de los docentes de la UNAN-León.

Lea además: Expulsan a 13 estudiantes de la UNAN-León por oponerse al Gobierno de Daniel Ortega

“Es un acto de clara ilegalidad, en ningún lado tiene sentido, mucho menos en una universidad que tiene como misión la educación de los jóvenes. Entendiendo que educación significa imprimir valores y compromiso con la ética, y no se puede infundir valores cuando las autoridades le dan un mal ejemplo, pensemos en los estudiantes de derecho que están aprendiendo actual fuera de derecho”, dijo Toruño.

“Nos solidarizamos y apoyamos a estos profesores y a los estudiantes, porque hay nobleza y patriotismo en sus demandas: inicialmente, preservación de los bosques y protección a los jubilados del INSS, y posteriormente, justicia por los gravísimos resultados de la represión contra estudiantes y ciudadanos participantes en las protestas pacíficas, corroborados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos y otros organismos de derechos humanos nacionales e internacionales”, se lee en el pronunciamiento.

“Las autoridades deben respetar la decisión de los miembros de la comunidad universitaria de participar en las protestas pacíficas, pues es sólo el ejercicio del derecho constitucional a opinar y a manifestarse. Cabe recordar que es tarea de las universidades infundir tolerancia y una cultura de paz. Rechazamos los despidos de profesores, pero también de trabajadores administrativos y de estudiantes, ya que esta medida responde a intereses ajenos y contrarios a los de la Institución, y porque, además, es ilegal y perjudicial para la Universidad”.

Lea también: “Te obligan a participar en las marchas”: bibliotecaria de la UNAN León fue despedida por no manifestarse

«Protestamos por el uso y el abuso de la fuerza, principalmente contra estudiantes, sobre todo porque hay imágenes y reportes de vehículos de la institución, y de participación de algunos miembros de la comunidad universitaria, entre los grupos que han reprimido a los estudiantes. En base a lo antes expuesto, por el bien de la UNAN-León y por justicia, demandamos la restitución en su trabajo de los profesores y trabajadores administrativos despedidos, el reintegro a sus clases de los estudiantes expulsados y la liberación de los estudiantes detenidos”, expresa parte del pronunciamiento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: