UNI y UNAN-Managua llaman clases pero universitarios anuncian desobediencia estudiantil

Pese a que la UNAN-Managua conovocó a clases, los estudiantes aseguran que se sumarán a desobediencia estudiantil en reclamo de los despidos arbitrarios de docentes y de la expulsión de alumnos.

Desde que las autoridades universitarias regresaron a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, el acceso al campus está restringido. LA PRENSA/ARCHIVO

Después que la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) publicó su llamado de inicio a clases, a partir de este fin de semana para los cursos sabatinos y nocturnos, y desde el 1 de octubre para los regulares, la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) informó que las clases presenciales iniciarán el 15 de octubre para cuarto y quinto año.

Desde el 1 hasta el 8 de octubre se desarrollará el período de inscripción de asignaturas para la fase presencial, según el comunicado publicado en el sitio web de la UNI.

Los estudiantes de primero, segundo y tercer año de las respectivas carreras de la UNI retomarán sus clases el lunes 22 de octubre.

Te puede interesar: Policía en cacería de estudiantes expulsados de la UNAN-Managua

Al respecto, una fuente sindical de esa universidad explicó que en mayo las autoridades hicieron un intento para retomar el semestre, se programaron dos semanas de clases presenciales, pero hubo una negativa de asistir por parte de los estudiantes.

La UNAN Managua colocó rótulos en sus portones alusivos a los daños del recinto. LAPRENSA/Roberto Fonseca
La UNAN Managua colocó rótulos en sus portones alusivos a los daños del recinto. LA PRENSA/Roberto Fonseca

En el comunicado, la UNI también aseguró que dispondrá de un período de diez hábiles para que los estudiantes que no cursarán la fase presencial para terminar el primer semestre retiren la matrícula de las asignaturas.

Esta reactivación de clases es para todos los recintos de la UNI. En el caso de la UNAN, la mayoría de los alumnos se sumarán a desobediencia estudiantil, aseguran jóvenes voceros de las diferentes facultades de esa casa de estudios superiores, quienes prefieren mantener sus identidades bajo anonimato por miedo a represalias.

Las autoridades de la UNAN-Managua han extremado las medidas de seguridad para mantener un control férreo de quién entra y sale del Recinto Universitario Rubén Darío (RURD).

La Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) es la que recibe la mayor parte del seis por ciento constitucional. LA PRENSA/ARCHIVO

Los jóvenes deberán presentar su carné de estudiantes activos; de no tenerlo, serán revisados en el Sistema de Registro Académico para comprobar que están matriculados, y mientras tramitan su carné portarán uno con la leyenda “Estudiante activo 2018”.

Un estudiante de la carrera Lengua y Literatura, de 20 años, explicó que están organizados por facultad y pese a que varios jóvenes no se han querido sumar a la desobediencia estudiantil, están conscientes que la crisis sociopolítica que vive Nicaragua tampoco presta las condiciones para recibir clases.

Lea también: Unan-Managua retomará sus actividades académicas y administrativas 

Por su parte, los motivos para no regresar a clases son claros: violación a la autonomía universitaria, estudiantes muertos y presos, despidos arbitrarios de docentes y expulsiones de estudiantes que de alguna manera apoyaron a los jóvenes que estuvieron atrincherados en este recinto y que fueron atacados por grupos paramilitares con armas de alto calibre el pasado 13 de julio.

Los cursos sabatinos en la UNAN se reanudarán este 29 de septiembre y los estudiantes del turno nocturno deberán llegar los domingos, a partir de este 30 de septiembre.

Mientras tanto, el lunes 1 de octubre, los estudiantes que cursan carreras correspondientes a la Facultad de Ciencias Económicas, Ciencias e Ingeniería y Ciencias Médicas deberán retomar sus clases por medio de dos encuentros semanales. Un docente de la UNAN-Managua que también prefirió mantener su identidad bajo resguardo, explicó que dentro de la universidad se aumentó la seguridad por medio de la instalación de más cámaras, también trabajadores se apuestan en los portones y pasillos.

Asimismo, explicó que los docentes fueron convocados para talleres de convivencia, donde les expusieron todos los beneficios que tienen como trabajadores dentro de la institución académica.

El espacio fue aprovechado para reproducir un video donde se muestra el supuesto estado en el que quedó la universidad después que los estudiantes atrincherados salieron del recinto.

La interpretación del docente es que “nos querían orientar a que nosotros convenciéramos a los estudiantes de que todo está normal en la universidad, cosa que no está normal”, expresó.

UNEN como el Caín universitario

Además de la crisis sociopolítica que vive el país y que afecta, principalmente, a los jóvenes. Una estudiante de la carrera Gerencia Ambiental y de los Recursos Naturales de la UNAN-Managua explicó que los estudiantes seguirán luchando para que se respete la autonomía universitaria y saquen la corrupción de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), la cual es considerada como un brazo político del Frente Sandinista dentro del sistema educativo superior.

El pasado 7 de mayo, los estudiantes de la UNAN se tomaron su recinto, mientras los estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) recogían firmas para adelantar elecciones de los líderes estudiantiles, ya que los actuales no los representan, dijeron. Pese a que varios líderes de la UNAN han sido expulsados, la joven de 19 años explicó que conformarán planchas para escoger verdaderos representantes estudiantiles y enfrentar a UNEN.

15 horas, en promedio, duró el ataque de paramilitares contra estudiantes que permanecían atrincherados en la UNAN-Managua. El joven Gerald Vásquez perdió la vida.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: