Pobladores demandan a las autoridades para que ordenen el comercio en Chinandega

Los comerciantes de ropa colocan decenas de maniquíes en la calle del casco urbano, los vehículos y triciclos se embotellan y el paso se dificulta

Chinandega es considerada la ciudad de los triciclos, de los módulos comerciales y los maniquíes que ahora son colocados en plena acera y calles/LA PRENSA/S. Martínez

Los pobladores de Chinandega demandan que las autoridades realicen un reordenamiento en el mercado de este departamento, ya que los comerciantes de ropa colocan decenas de maniquíes en la calle del casco urbano, los vehículos y triciclos se embotellan y el paso se dificulta.

Eddy Morales, critica la falta de voluntad por parte de las autoridades para ordenar. «Cuando me toca circular por ahí, veo a los triciclos jugando naipes por las tardes y la Policía sin hacer nada, en especial en el sector de Santa Lucía, que es una calle muy transitada», dijo Morales.

Le puede interesar: Cae el consumo como otra víctima de la crisis en Nicaragua

También los transportistas y transeúntes se quejan que hay triciclos que llevan ventas de verduras y frutas que estorban las pasadas. «En mi carro me he pasado llevando sombrillas, toldos y canastos, todavía los comerciantes gritan furiosos, pero ellos tienen la culpa y no respetan a los peatones; abusan del espacio que tienen», recalcó Morales.

Triciclos por todos lados

El transportista Enrique Ruíz, se refirió a la dificultad de transitar en una ciudad con todo tipo de comercio lanzado a la calle y los miles de triciclos que les emboscan y están aparcados en calles y esquinas.

Lea además: Crisis de Nicaragua paralizó en casi 80% tránsito de mercancías en Centroamérica

«Creo que es hora de empezar a multarlos es peligroso que en un incendio cerca del mercado las unidades de socorro no podrán ingresar», lamentó el transportista.

Baches

Otra de las quejas de los pobladores son los baches que cada día se agrandan en todas las calles. El conductor Dimas Baltodano, sugirió que se reparen los huecos en las calles y la decena de fugas de agua en un feroz desperdicio del recurso.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: