Fideg prevé que caída de consumo agravará la pobreza en Nicaragua

Fideg planteó tres posibles escenarios de caída del consumo familiar, en que el más optimista empujaría la pobreza general a 46.6 por ciento, mientras el más pesimista a 57.3 por ciento

La metodología que el Gobierno utiliza para medir los niveles de pobreza en Nicaragua, ha sido fuertemente cuestionada por los economistas que dudan de los resultados. LA PRENSA/ OSCAR NAVARRETE

La Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (Fideg) advirtió ayer que si en el contexto de convulsión actual el consumo se contrae drásticamente, la pobreza general se ubicará a niveles no vistos desde antes de 2009.

Para ello, Fideg planteó tres posibles escenarios de caída del consumo familiar, en que el más optimista empujaría la pobreza general a 46.6 por ciento, mientras el más pesimista a 57.3 por ciento.

En tanto, la pobreza extrema en su escenario más optimista se situaría en 10.6 por ciento y en el más pesimista 15 por ciento.

Le puede interesar: Remesas reducen más pobreza en Nicaragua que los programas estatales

Hasta el 2017 Fideg concluyó que la pobreza general retrocedió a 41.2 por ciento respecto a 2016 y la extrema se incrementó 8.4 por ciento comparado con el año anterior.

Nicaragua lleva 165 días en crisis sociopolítica, provocada por la represión del Gobierno, que, además de aumentar el desempleo, ha provocado la caída en el consumo reflejado en una fuerte merma del comercio, turismo, financiamiento, importaciones, además del cierre de empresas vinculadas al consumo.

La situación del consumo interno se ha visto presionada por la decisión del Banco Central de retirar del mercado la circulación de más de tres mil millones de córdobas, lo que ha provocado que la gente tenga menos dinero en su bolsillo.

Lea además: Fideg: más nicaragüenses que residen en la ciudad caen en pobreza

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) en su último reporte estimó que 347 mil nicaragüenses quedaron sin empleo entre abril y julio de este año, todo esto en detrimento del consumo nacional.

En ese contexto de convulsión, Fideg en su presentación de los resultados de la “Encuesta de hogares para medir la pobreza en Nicaragua” tomó un espacio para presentar tres posibles escenarios del impacto de la contracción del consumo en la pobreza.

“Seguro ustedes quieren tener una idea de que podemos esperar a futuro, más aún en contexto tan convulsionado por todo este asunto de la crisis social y política, para tratar de responder a esas preguntas nosotros construimos la elasticidad de la pobreza con respecto al consumo, traducido en palabras sencillas es cuánto incrementa la pobreza cuando el consumo se reduce 1 por ciento”, sostuvo el economista Enrique Alaniz, coordinador técnico del proyecto.

Fideg estima que, por cada 1 por ciento de caída en el consumo, la pobreza general va a incrementar un 1.3 por ciento adicional y en el caso de la pobreza extrema por cada 1 por ciento que se reduzca el consumo esta aumenta 2.6 por ciento.

Lea también: Fideg no ve condiciones para divulgar datos de pobreza

“En el caso de la pobreza general si el consumo se contrae 10 por ciento, la pobreza general aumenta en 13 por ciento y la pobreza extrema aumenta en 26 por ciento”, comentó.

Los tres escenarios serían: si el consumo se reduce un 10, 20 o 30 por ciento en el país, tomando de referencia que el año pasado la pobreza general fue de 41.2 por ciento, menor a la del 2016, cuando la pobreza general era de 42 por ciento.

“Lo que estamos mostrando son tres escenarios posibles en donde no nos estamos inclinando por ninguno de los tres… esto (los números) lo que nos está diciendo es que la población nicaragüense es altamente vulnerable en términos de bienestar; una ligera caída en el consumo produce un aumento más que proporcional en la pobreza”, señaló Alaniz.

Desde el 2009, Fideg utiliza el consumo como medición del bienestar, es decir que en el contexto actual aunque no se tienen datos oficiales, la pobreza ya habrá incrementado debido a que todos los números relacionados con el consumo nacional se han deteriorado y además el Gobierno en su reciente reforma presupuestaria admitió que la crisis sociopolítica había dañado el consumo y las importaciones.

Además: Nicas destinan más dinero en comida que en su educación y salud

Los tres escenarios planteados por Fideg se materializarían luego de un mal año para los hogares nicaragüenses, principalmente en la zona urbana, donde la pobreza en todos sus niveles se incrementó.

Según Alaniz, el año pasado la proporción de hogares que dijo que su estado de bienestar empeoró fue mayor (17 por ciento) que los que sintieron mejoría (15.9 por ciento). La situación del restante 67.1 por ciento de los hogares no sintieron cambios en su situación respecto a 2016.

La desmejoría en el estado de bienestar de los hogares es por mayor desempleo y aumento en el costo de la canasta básica, explicó Alaniz.

Más pobres en la ciudad

Además por segundo año consecutivo la pobreza en Nicaragua incrementó su incidencia en la ciudad, pasando de 22.1 por ciento en 2015 a 29.3 por ciento el año pasado, según reveló la “Encuesta de Hogares para Medir la Pobreza en Nicaragua 2017” de Fideg.

El aumento de la pobreza en la zona urbana contrasta con la ligera merma que a nivel nacional registró este flagelo (de 42 por ciento a 41.2 por ciento), aunque la pobreza extrema nacional pasó de 7.7 por ciento en 2016 a 8.4 por ciento el año pasado.

Los resultados de la investigación se basan en una muestra de 1,732 hogares, con un margen de error estándar de más o menos 2.4 por ciento, y con un nivel de confiabilidad del 95 por ciento, informó la Fideg. En esta encuesta se consideró a un nicaragüense en pobreza si su consumo era igual o inferior a 25,733.6 córdobas anuales y 12,763.8 córdobas para los que están en pobreza extrema.

El economista Alejandro Aráuz advierte que cuando la pobreza se acentúa “hay un riesgos grave de que se incremente la delincuencia y un sector potencialmente explosivo socialmente hablando. Es decir, que dentro de la crisis que se vive aumenta la explosividad en el sentido de que se traduce en un reclamo político”.

Funides más desempleo y más de un millón en riesgo

La alerta de Fideg coincide con lo planteado por Funides en su reciente informe, el cual estimó que solo en julio unos 12 mil nicaragüenses cayeron en situación de pobreza —al perder sus empleos o ver reducidos sus ingresos— y se sumaron a los 131 mil que ya habían sido atrapados por este flagelo en los primeros dos meses de la crisis.

“Los despidos y suspensiones se han traducido en un aumento en el porcentaje de personas en situación de pobreza de 29.6 a 34.8 por ciento. Se estima que aproximadamente 143 mil personas han caído en situación de pobreza durante esta crisis”, revela la última actualización de afectaciones provocadas por la crisis realizada por Funides con datos hasta julio.

O sea, en los primeros tres meses de la crisis —que ayer cumplió cinco meses y diez días— la pobreza se incrementó en 5.2 puntos porcentuales. Lo que refleja la fragilidad de los logros que pregonó el Gobierno en los últimos años.

Sin embargo, lo más grave es que “existen alrededor de 1.2 millones de personas que, aunque no son pobres, están en riesgo de caer en situación de pobreza si llegan a perder su empleo o si su ingreso se reduce considerablemente en los próximos meses”, dice el informe de Funides.

Más en: La dura batalla de las mujeres de Nicaragua por conseguir un empleo permanente

De verse afectadas todas estas personas la pobreza en Nicaragua volvería a ubicarse en niveles similares “a los observados en la primera mitad de la década de los noventa, cuando prácticamente la mitad de la población vivía en situación de pobreza”, advierte Funides.

Durante una entrevista brindada el 3 de julio, el titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, admitió que la crisis sociopolítica que vive el país había provocado a esa fecha la pérdida de 250 mil empleos y que como consecuencia de ello más de un millón de nicaragüenses estaban en riesgo de caer en la pobreza.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: