Mined intenta «normalizar» el egreso de bachilleres y anuncia más de cien mil cupos para que sigan estudiando

El Ministerio de Educación (Mined) asegura que este año se graduarán 86,573 bachilleres, los cuales podrán acceder a más de cien mil cupos para continuar su formación superior.

Matt Romero tenía 16 años y estudiaba el cuarto año de secundaria, pero fue asesinado en una marcha cívica. Es la más reciente víctima de la represión orteguista. LA PRENSA/ JADER FLORES

Matt Romero tenía 16 años y estudiaba el cuarto año de secundaria, pero fue asesinado en una marcha cívica. Es la más reciente víctima de la represión orteguista. Foto: LA PRENSA/ Jader Flores.

Después que LA PRENSA publicara una nota informativa en la que se señalaba la incertidumbre de los bachilleres para continuar su formación superior en medio de la crisis sociopolítica que atraviesa el país, el Ministerio de Educación aseguró que los 86,573 egresados podrán acceder a más de cien mil cupos para seguirse formando.

Sin embargo, el Mined no tomó en consideración el llamado a la desobediencia estudiantil que han realizado los universitarios de las casas de estudios superiores públicas debido a la inseguridad del país, la violación a la autonomía, por la memoria de sus compañeros y los presos políticos del régimen orteguista.

Según el Mined, entre el Tecnológico Nacional (Inatec), escuelas normales y universidades públicas y privadas, conforman una oferta académica de 121,687 cupos para el 2019.

Julio Canelo, director de secundaria del Mined, dijo a medios oficialistas que en el 2018 egresarán 4,393 estudiantes más que en el 2017 (82,180 bachilleres).

Canelo detalló que de ese total, 56,311 alumnos corresponden a secundaria regular; 41,170 estudian en colegios públicos y 15,142 en centros privados.

Aparece el CNU

Ramona Rodríguez, presidenta del Consejo Nacional de Universidades, sostuvo que las universidades públicas del país tienen una previsión de 41 mil cupos disponibles para los bachilleres.

Sin embargo, Rodríguez no se refirió al intento por rescatar el año académico que están desarrollando las casas de estudios superiores, como la misma Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN- Managua) —de la cual funge como rectora—, la UNAN-León, y la Universidad Nacional de Ingeniería; esta última convocó a sus estudiantes a retornar a las aulas de clases el próximo 15 de octubre. A eso debe sumarse el rechazo total por parte de la comunidad estudiantil hacia la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN).

Lea además: Docente de la UNAN denuncia su despido por ejercer mi libertad de expresión 

Ahogo de privadas

La semana pasada, el presidente del Consejo Superior de Universidades Privadas (Cosup), Adán Bermúdez, informó que la inseguridad, el desempleo y el exilio de miles de nicaragüenses, causado por la represión, ha provocado que el cincuenta por ciento de los estudiantes de las 14 universidades del Cosup desertaran del año lectivo.

La matrícula de este año era de veinte mil estudiantes, pero diez mil jóvenes se han retirado de las clases. Los jóvenes son asediados por el régimen que los captura por pensar diferente.

Lea además: Denuncian ambiente tenso en la UNAN-Managua por espías orteguistas 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: