Alexander «Popeye» Mejía arrolla al Soldado Cárdenas en tres asaltos

Hay victorias aplastantes sin necesidad de tocar la lona o terminar con el rostro desfigurado. Alexander Mejía brindó una formidable presentación la noche del sábado

Alexander Mejía consiguió un contundente triunfo el sábado. Laprensa/Cortesía

Hay victorias aplastantes sin necesidad de tocar la lona o terminar con el rostro desfigurado. Alexander Mejía brindó una formidable presentación la noche del sábado en el Gimnasio Nicarao, el muchacho que no se avergüenza de sus orígenes como vendedor de agua y mango en las calles, además de trabajar en la construcción, noqueó en el tercer asalto a Marcos “El Soldado” Cárdenas.

Lea: Alexander Mejía al ser nombrado Prospecto del Año: “Todo ha valido la pena”

Popeye construía una sólida victoria en cada asalto, el oponente ripostaba pero no había nada que detuviera el andar aplastante del muchacho ranqueado número 12 en la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en las 122 libras. Golpeaba bien a los costados, sacudía la cabeza del Soldado con sus golpes en cruzados y lanzaba castigo sin parar en cada segundo de los tres minutos que tardaban los asaltos.

Así avanzó el primero, el segundo y antes de finalizar el tercero, el réferi Onofre Ramírez dijo: “Es suficiente”. Y tenía toda la razón, los impactos en todo el cuerpo de Popeye al Soldado aterrizaban claramente, sin paracaídas y sin un plan b del oponente en girar el combate la opción de detenerlo era la mejor.

Relacionado: Alexander Mejía fue golpeado en las tarjetas en Japón

Con este triunfo Popeye llegó a 10 triunfos, 5 por la vía del nocaut por una sola derrota ocurrida en Japón, mientras que el oponente sumó su tercera derrota por seis victorias en el boxeo profesional. Ahora Popeye se alista para su siguiente presentación en Guatemala el próximo 27 de octubre ante Aron Juárez, quien noqueó en el combate estelar a Roger Escoto en el segundo asalto con un gancho al hígado. En la pelea ante Popeye estará en juego el título Fedecentro de la AMB.

Piolín fulminante

David Morales consiguió un triunfo que le urgía después de perder en sus últimas cinco peleas. El muchacho fulminó en el primer asalto a Elvin Pérez en las 147 libras. Piolín se vio completamente superior frente a un oponente en mala forma física y sin muchas herramientas para encarar al otrora prospecto del boxeo pinolero. Morales indicó que quiere establecerse en 140 libras.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: