Policía Orteguista secuestra al documentalista y periodista Carl David Goette

Luciak, quien además es antropólogo, colabora para medios internacionales como el diario estadounidense The Washington Post y el diario británico, The Guardian

Carl David Goette-Luciak, el documentalista secuestrado por la dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua, junto al líder estudiantil Lesther Alemán. LA PRENSA/ TOMADA DE REDES SOCIALES

Mientras oficiales interrogaban a Carl David Goette-Luciak, le preguntaban del paradero de personajes como Lesther Alemán. LA PRENSA/Tomada de redes sociales

El documentalista y periodista Carl David Goette-Luciak, de origen austríaco-estadounidense, fue detenido este lunes por la Policía Orteguista (PO) en Managua, según informaron sus familiares.

Se conoció extraoficialmente que el periodista sería expulsado de Nicaragua. LA PRENSA no había podido confirmar dicho reporte.

Lea más en: Amenazan a periodista y defensora de los derechos de las mujeres en Nicaragua

Ilja Luciak, padre del periodista extranjero, fue quien confirmó la captura de su hijo. Luciak es también antropólogo y colabora para medios internacionales como el diario estadounidense The Washington Post y el diario británico The Guardian.

En Nicaragua, Luciak colaboraba con la exdirectora de Radio Universidad, Azucena Castillo, en un proyecto de periodismo independiente denominado La Ciudadana Radio. Castillo informó a través de su cuenta de Facebook de la detención del periodista.

“Nos acaban de informar que de las amenazas y campaña de acoso y desprestigio pasaron a los hechos. Capturaron a mi amigo y colaborador Carl David Goette-Luciak”, dijo Castillo.

Puede leer: Amenazan y golpean al periodista de LA PRENSA

A mediados de septiembre Castillo denunció a través de sus redes sociales que perfiles falsos, ligados al orteguismo, emprendieron una campaña de desprestigio contra ella y su colaborador, a quienes acusaban de promover el “golpe de Estado” en Nicaragua. Incluso los señalaron de dirigir a los movimientos universitarios que se alzaron contra el régimen y de ser “financiados” por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.

Lamentan detención

Luego de confirmar el arresto de Goette-Luciak, la organización de poetas, escritores y novelistas (PEN Nicaragua) lamentó la detención del periodista, quien en los últimos meses escribió varios despachos de noticias sobre la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua, situación que ha dejado entre 320 y 512 personas asesinadas, según los organismos humanitarios.

Lea también: Liberan a periodista Roberto Collado tras horas de secuestro en Granada

“El joven periodista ha hecho entrevistas a distintas personalidades nicaragüenses, tales como la presidenta de PEN-Nicaragua, Gioconda Belli, y se ha relacionado con la prensa nacional en las actividades de masas que cubre la prensa nacional e internacional”, dice el comunicado .

“PEN Nicaragua hace un llamado a PEN América y PEN Austria, para que intercedan ante las autoridades nicaragüenses por la libertad de este periodista”, agrega el organismo.

Además, PEN Nicaragua requirió que las autoridades nicaragüenses cesen en su hostigamiento y difamación de los periodistas.

Persecución a periodistas extranjeros

Desde que comenzó la actual crisis sociopolítica de Nicaragua, el pasado 18 de abril, el régimen nicaragüense ha obstaculizado el trabajo de los periodistas nacionales y extranjeros. El primer reportero obligado a salir del país fue el estadounidense Tim Rogers, quien se fue de Nicaragua el 27 de abril porque se sintió amenazado por grupos sandinistas que falsamente lo señalaron de ser parte de la CIA .

De igual forma, la documentalista brasileña Emilia Mello fue arrestada y expulsada del país el pasado 25 de agosto. Mello fue detenida junto a un grupo de líderes estudiantiles cuando se dirigían a la marcha en Granada y luego fue deportada.

Robos y amenazas a corresponsales

Otra periodista que se vio obligada a salir de Nicaragua, el pasado 9 de agosto, fue la reportera alemana Sandra Weiss, a quien un grupo de tomatierras le sustrajo una tarjeta de crédito y luego la usaron para llenar combustible por un saldo de dos mil dólares, situación que dejó al descubierto que estas fuerzas de choque “no son policías voluntarios”, tal como intenta convencer Daniel Ortega al mundo.

La periodista llegó a Nicaragua a inicios de agosto como corresponsal del periódico suizo Neue Zürcher Zeitung, para informar de la crisis que vive el país en los últimos meses.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: