Dictadura de Ortega se jacta en la ONU de «derrotar golpe de Estado» tras provocar masacre

Denis Moncada repitió el guión del "intento de golpe de golpe de Estado". No mencionó la criminalización de a la manifestación ni la masacre de cientos de civiles por parte de la dictadura

Naciones Unidas, Nicaragua, Denis Moncada, represión, Golpe de Estado

El canciller orteguista Denis Moncada en la ONU. LA PRENSA/ EFE

El Gobierno de Nicaragua aseguró este lunes 1 de octubre en la sede de la Organización de Naciones Unidas que ha «resistido» a un golpe de Estado y la normalidad está retornando al país, al tiempo que denunció el «intervencionismo» de Estados Unidos.

La lectura del excanciller de Nicargua, Francisco Aguirre, es que el dictador Daniel Ortega se siente acorralado ante las presiones de la comunidad internacional, lideradas por Estados Unidos (EE.UU.), lo que quedó evidente en que el dictador Daniel Ortega dirige sus acciones a intentar frenar que el gobierno estadounidense aplique las sanciones económicas previstas.

El canciller Denis Moncada fue quien intervino en Naciones Unidas y acusó a Estados Unidos de “amenazar” el desarrollo económico de Nicaragua con las sanciones económicas y políticas que avanzan en el Senado y el gobierno norteamericano contra la dictadura de  Ortega.

Lea: Senado estadounidense estrecha el cerco a Daniel Ortega

“Hoy enfrentamos una vez más la amenaza de los Estados Unidos para frenar el desarrollo social, económico y cultural de nuestro pueblo. Denunciamos su intervencionismo e injerencismo amenazando con un proyecto de Ley en el Congreso mediante el cual se ordena a los Organismos financieros internacionales oponerse al otorgamiento de préstamos a Nicaragua”, dijo Moncada.

El Comité de Relaciones Exteriores aprobó la semana pasada la fusión de las iniciativas de sanciones: la Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua 2018, S.3233 y la Nicaraguan Investment Conditionality Act (Nica Act), S. 2265, cuya meta es bloquear los préstamos del gobierno de Nicaragua en los organismos internacionales. Es el primer paso del recorrido legislativo para convertirse en ley de un proyecto que combina sanciones contra el régimen nicaragüense tras la masacre contra el pueblo.

Moncada reemplazó en Naciones Unidas a Ortega, quien desistió de ir al foro mundial al no lograr acordar un encuentro con el presidente estadounidense, Donald Trump.

La denuncia de Moncada por las sanciones de EE.UU. fue réplica de lo dicho el sábado reciente por Ortega. El dictador nicaragüense llamó “ley injerencista” que le hará “daño a la economía del país”.

Lea: Daniel Ortega amenaza a manifestantes y desafía a la comunidad internacional

En manos de Ortega

El excanciller Aguirre explicó que si bien es cierto que “la economía nicaragüenses está en libre caída, colapsando, por la crisis social y humanitaria ha sido por la represión en contra los ciudadanos que están ejerciendo su derecho a la protesta y la manera en que el gobierno rehusa dialogar con los representantes del pueblo y la Conferencia Episcopal, una transición política en el año 2019. hacia una democracia representativa”.

Unos 347 mil empleos se han perdido desde abril debido a la crisis económica provocada por la represión del orteguismo a la población, según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides). La advertencia es que el daño económico se profundizará sino hay una solución política.

Aguirre Sacasa dijo que “no está en manos de los Estados Unidos” frenar el deterioro de la economía de Nicaragua. “Es Daniel es quien puede ponerle fin a la crisis humanitaria, social y económica sentándose a negociar la transición política” poniendo fin de manera pacífica a la crisis que existe desde hace 168 días en el país, afirmó el excanciller.

Desde abril los nicaragüenses se mantienen en las calles, primero en contra de unas fallidas reformas a la Seguridad Social que rápidamente pasó a ser una protesta por la brutal represión de la dictadura en contra de las protestas cívicas.

Organismos de derechos humanos documentan entre 322 y 512 asesinatos, más de cuatro mil heridos, desaparecidos y cientos de presos políticos por la masacre contra las protestas ciudadanas por parte de la Policía Orteguista y los paramilitares. Mientras la dictadura cifra en 199 los fallecidos.

(VIDEO) Las mentiras de Daniel Ortega sobre la crisis en Nicaragua

Repite guión del “golpe”

La versión expuesta en Naciones Unidas por el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, fue la misma que repitió en otros foros internacionales y a nivel local, de que el país ha sido víctima de “terrorismo disfrazado de protestas pacíficas”.

El Gobierno aseguró que ha “resistido” a un golpe de Estado y la normalidad está retornando al país, al tiempo que denunció el “intervencionismo” de Estados Unidos.

El excanciller Francisco Aguirre Sacasa dijo que el discurso de Moncada “consiste con la realidad virtual en donde pretende vivir Daniel Ortega y Rosario Murillo”, la que “no es consiste con la realidad nicaragüenses tal y como lo percibe la comunidad internacional”.

Te puede interesar: Ortega amenaza a manifestantes y desafía a la comunidad internacional

 

Matt Romero tenía 16 años y estudiaba el cuarto año de secundaria, pero fue asesinado en una marcha cívica. Es la más reciente víctima de la represión orteguista. LA PRENSA/ JADER FLORES
Matt Romero tenía 16 años y estudiaba el cuarto año de secundaria, pero fue asesinado en una marcha cívica. Es la más reciente víctima de la represión orteguista. LA PRENSA/ JADER FLORES

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los derechos humanos condenó que el régimen orteguista viola el derecho a la libertad de reunión pacífica.

La posición crítica y de denuncia del organismo sobre la violencia contra la población por parte del régimen orteguista provocó que Ortega expulsara a finales de agosto a la misión del Alto Comisionado de Naciones Unidas.

Lea también: Daniel Ortega quiere convertir Nicaragua en su propia Cuba

El fin de semana el dictador Ortega en una nueva marcha de sus simpatizantes y empleados estatales, atacó a Naciones Unidas diciendo que hay “una minoría” que no defiende los principios básicos del organismo. También reaccionó al avance de la Nica Act en el Senado norteamericano considerándolo un «nefasto acto de injerencismo».

El canciller Moncada en su intervención en Naciones Unidas condenó además la continuidad del embargo estadounidense contra Cuba y trasladó su «solidaridad» al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro ante «la amenaza de intervención militar».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: