Dos barrios en Boaco afectados por las lluvias ante falta de proyectos

De acuerdo a los pobladores del Anexo San Miguel, las lluvias ponen en evidencia la necesidad de un puente peatonal

Hace dos años que los pobladores de este asentamiento esperan que las comuna los reubique de esa zona. LA PRENSA/M. Rodríguez

Hace dos años que los pobladores de este asentamiento esperan que las comuna los reubique de esa zona. LA PRENSA/ M. Rodríguez

Los pobladores del barrio Anexo San Miguel, en la zona localizada a un costado del río Fonseca, y el asentamiento del barrio Hugo Chávez, en Boaco, son parte de los sectores que más resienten el paso de las fuertes lluvias en ese departamento.

De acuerdo a los pobladores del Anexo San Miguel, las lluvias ponen en evidencia la necesidad de un puente peatonal, que les permita cruzar el río sin la necesidad de entrar en él, puesto que los aguaceros de la última semana han subido el caudal del Fonseca y ha tapado la mayoría de piedras colocadas ahí como camino.

Lea también: Pobladores demandan a las autoridades para que ordenen el comercio en Chinandega

“Aquí necesitamos un puente para pasar el río, del otro lado del río hay muchos niños que tienen que ir a clases y a veces pierden el día porque el río no los deja pasar, no hay medio de cómo pasarse”, refirió Sebastiana Rivera, pobladora del sector.

Rivera señaló que no solo el barrio se vería beneficiado, puesto que los pobladores de varias comunidades, entre ellas, la comarca El Aguacate, podrían usar el puente. De momento, todos deben pasar el río caminando dentro del agua.

Lea además: Continúa la tala de árboles en el complejo volcánico Chonco-San Cristóbal, en Chinandega

Hace seis años que los pobladores del Anexo San Miguel piden la construcción de un puente. LAPRENSA/M. Rodríguez

“Ya se han colectado firmas para hacer el puente, tenemos años de estar con esa inquietud, pero al final no sé nada”, agregó Rivera.

Condición de asentamiento empeora

Mientras tanto, en el asentamiento ubicado al fondo del barrio Hugo Chávez, el aguacero empeora la condición precaria en la que viven las familias, ya que todas las viviendas están construidas a base de ramas, plástico negro y en el mejor de los casos, láminas de zinc.

Según el poblador Néstor Roque, cada vez que llueve, la mayoría de los pobladores se moja en el interior de sus viviendas. “Nos mojamos porque no tenemos las condiciones, como usted mira también el terreno es arcilloso, lodoso pues, y esa son las afectaciones que tenemos”, dijo.

También lea: Monjas impulsan educación en adolescentes de comunidades en San José de los Remates en Boaco

Estas dos afectaciones se suman el brote de zancudos producto de las lluvias, lo cual repercute en la salud de los pobladores. “También creo que el ambiente está fregado porque hay bastante gripe, por el clima frío que tenemos”, añadió.

Hace dos años que los pobladores de este asentamiento esperan que la comuna los reubique de esa zona. Este año, el Instituto de Vivienda Urbana y Rural (Invur) desembolsó a la comuna aproximadamente tres millones de córdobas, para la construcción de viviendas en Boaco. Hasta el momento se desconoce si dicho proyecto estará destinado a los pobladores del asentamiento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: