Temporada de cruceros 2018-2019 inicia con la suspensión de llegada del barco Mariner

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) dijo que el crucero que canceló su arribo ayer al país traída unos 700 viajeros.

Cruceros

En esta temporada se espera la llegada de 80 cruceros, de los cuales uno ha cancelado su llegada al país. LAPRENSA/ARCHIVO

Los efectos de la crisis sociopolítica siguen causando estragos en el turismo y las perspectivas a futuro parecen poco alentadora. La temporada de arribo de cruceros 2018-2019 se estrenó este mes con la cancelación de la llegada de Mariner, un barco propiedad de la compañía Regent, el cual tenía previsto arribar al puerto de Corinto, Chinandega, con setecientos pasajeros.

En la temporada que recién finalizó el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) reconoció que debido a la crisis y la violencia en el país 14 cruceros cancelaron su visita al país entre abril y junio de este año.

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), afirmó que esa decisión refleja que la señal que aún se continúa enviando al exterior no es la correcta y de ahí las consecuencias para el sector turístico.

“No es una buena señal que el primer barco que debió haber llegado para abrir la temporada de cruceros cancelara, pero esto tiene mucho que ver con la imagen de estabilidad y paz que están proyectando como país, ahí nuevamente el llamado es a mandar la señal correcta y que se retome el diálogo”, dijo Valenti.

Lea: Paramilitares orteguistas ahuyentan a los turistas de Nicaragua

Pese a esa cancelación, Valenti sostuvo que los empresarios del sector tienen muchas expectativas positivas con la llegada de estos cruceros para esta temporada, ya que estos podrían ayudarlos a sostener sus operaciones, después de seis meses en crisis.

Nicaragua prevé recibir ochenta cruceros en las costas del Pacífico y en el Mar Caribe durante la temporada 2018-2019. El año pasado atracaron 82 embarcaciones. El gasto de estos turistas oscila entre setenta y ochenta dólares, de los más altos comparados con los que entran vía terrestre.

Pérdidas millonarias

El anuncio de la cancelación de dicho crucero se conoció horas después que Leonardo Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), admitió que la crisis dejaría pérdidas por 290 millones de dólares este año para este sector, con respecto al año pasado.

“Al cierre del 2018 se espera haber recibido un estimado 900 mil turistas, 650 mil turistas menos que el año pasado y se habrá generado unos 550 millones de dólares”, expresó Torres, afín al Gobierno.

Lea:Empresas turísticas han perdido más de 200 millones de dólares por la crisis en Nicaragua

Llegada de turistas cae 25 %

El representante gremial informó que hasta agosto 872,122 turistas habían llegado al país, 25 por ciento menos que el año pasado, y que el gasto promedio pasó de 45 a 37.7 dólares y la estadía media se situó en doce días por turista.

Al igual que otras evaluaciones, Torres señala que el sector más afectado ha sido la industria turística, de tal manera que los hoteles han quedado operando en un 45 por ciento y los restaurantes y bares en un 65 por ciento.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) en su más reciente informe dio a conocer que en un primer escenario el sector de hoteles y restaurantes al cerrar el año perdería 152,400 empleos y en un segundo escenario más pesimista, la crisis destruiría 157,900 plazas.

Cantur se distancia de paramilitares

Canatur, que es asociada al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), en su último informe señaló que para que el turismo internacional vuelva a la normalidad y se quiten las alertas que hay se necesita garantizar un clima de seguridad en el país, “que desaparezcan las fuerzas paramilitares y que cesen las operaciones policiales violentas”.

Al respecto, Torres fue esquivo al ser consultado sobre la presencia de paramilitares en las calles y aseguró que no les tocaba como sector actuar en ese campo, es decir, pedir al Gobierno que esas fuerzas de choques desaparezcan de las calles.

“Lógicamente el Gobierno debe garantizar la seguridad, el orden del país; un país en desorden, en caos, eso no funciona para nada, esa es la peor imagen que podemos dar”, confió el aliado de la dictadura orteguista.

Lea:Crisis en Nicaragua espanta a 14 cruceros, que cancelaron su arribo entre abril y junio

No obstante, Torres afirmó que para reactivar el turismo receptivo han recogido más de cuatrocientas firmas “de empresarios nacionales y extranjeros, dueños de negocios, para solicitar a la comunidad internacional la eliminación, la reducción del nivel de las alertas para las visitas en nuestro país, ya que esto afecta gravemente la llegada de turistas”.

Desde el estallido de la crisis, que ha dejado entre 317 y 512 asesinados por el Estado, distintos países han emitido alertas para que sus ciudadanos eviten visitar Nicaragua.

En la más reciente encuesta de Canatur, el 91 por ciento de los empresarios turísticos señalaron que para que se reactive el turismo deben sacar de las calles a los paramilitares “que ahuyentan a los turistas, generando terror”, con sus armas y pasamontañas.

Diagnóstico de Canatur

E l más reciente diagnóstico realizado por el Centro de Desarrollo Empresarial, de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), señala que “será imposible” alcanzar la meta de recibir este año a dos millones de visitantes extranjeros.

Esto provocará que el sector deje de “percibir cuatrocientos millones de dólares, en comparación con el pasado y más de quinientos millones de dólares en comparación con las metas de este año”, fijada en mil millones de dólares.

Otro de los hallazgos del diagnóstico es que el 70 por ciento de las empresas turísticas están “gestionando sus deudas con elevada responsabilidad”, pero el restante 30 por ciento ha entrado en crisis con sus acreedores.

“Las deudas del 60 por ciento de las empresas supera los 6 mil dólares (para cada una) y el 42 por ciento de los empresarios demanda financiamiento de emergencia, que no profundice su endeudamiento”, detalla el comunicado de Canatur.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: