Industria y Comercio demandan menos electricidad por la crisis en Nicaragua

El consumo nacional promedio de todos los sectores cayó en junio siete por ciento con respecto a igual mes del año pasado y comparado con marzo la reducción es del 12 por ciento

Consumo de energía, energía eléctrica

El consumo de energía se redujo fuertemente y los sectores más afectados fueron industria y comercio. LA PRENSA/ARCHIVO

La crisis sociopolítica que lleva 170 días en Nicaragua está haciendo estragos en el consumo de energía eléctrica, lo que refleja el nivel de depresión económica que golpea a Nicaragua. Según las estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN), en junio el consumo eléctrico del sector industrial se contrajo un 18.4 por ciento con respecto a marzo —antes la crisis— y un 17 por ciento con relación a igual mes del año pasado.

Este es el tercer mes consecutivo que la demanda de electricidad en la industria cae, lo que provocó que en el primer semestre su consumo cayera 14 por ciento con respecto al acumulado hasta marzo de este año.

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin), señaló que esta contracción en el sector podría ser el resultado de menores actividades en la construcción y minería.

Lea además: Sector industrial de Nicaragua se hunde por el elevado costo de la energía eléctrica

“En el sector industrial de construcción y la minería no metálica se han dejado de hacer varios proyectos. Además cuando inició la crisis algunas empresas cerraron temporalmente y obviamente no consumieron el mismo porcentaje de energía”, sostuvo Maltez.

En el sector industrial la factura de energía representa entre el 15 y veinte por ciento de los costos operativos, sin embargo han tratado de amortizar este gasto haciendo planes de ahorro energético.

La industria nacional representa el 0.88 por ciento, o sea menos del uno por ciento de todos los clientes de la empresa distribuidora de energía, pero concentran entre el 23 y el 28 por ciento de la demanda nacional eléctrica.

Puede leer: Comercio nicaragüense ahogado por la tarifa energética

Pero no solo la industria consumió menos energía, sino también el sector comercial, que en junio con respecto a marzo la demanda cayó 14 por ciento y -13.6 por ciento en relación con igual mes del año pasado.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) en su más reciente informe dio a conocer que de diez actividades económicas, el comercio ha sido el más afectado, cuyas pérdidas económicas al término de este año oscilen entre 297.3 millones de dólares y 377.3 millones de dólares. Esta contracción estuvo acompañada por la destrucción de 154 mil empleos en este sector.

Consumo nacional promedio cae en junio

Además el consumo nacional promedio de todos los sectores cayó en junio siete por ciento con respecto a igual mes del año pasado y comparado con marzo la reducción es del 12 por ciento. Es por ello que en términos acumulados se registró un estancamiento en la demanda de electricidad en el primer trimestre.

La reducción no ha sido una consecuencia de aplicación de medidas de ahorro en los hogares y empresas, sino a raíz de la convulsión social que se vive en el país desde finales de abril.

A excepción del consumo domiciliar que creció, la demanda en sectores como irrigación, bombeo y alumbrado público cayó. En el sector domiciliar el consumo repuntó 3.5 por ciento en junio con respecto a marzo —antes que iniciara la crisis— y aumentó 1.3 por ciento con respecto a junio 2017.

La contracción en el consumo de energía eléctrica sería el resultado de una combinación de hechos: la migración forzada, el cierre de negocios y empresas, la reducción de horarios de las mismas y la falta de actividad nocturna —cuando se demanda más energía de la red—.

También: Aquí te explicamos por qué los nicaragüenses pagan la energía más cara de la región

Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor (ICJSAC), señaló que es posible que la caída en el consumo sea mayor y que la información haya sido maquillada por el BCN.

“En el contexto actual se observa un menor consumo porque varias empresas han cerrado, otras están trabajando a medio gas, y en los hogares también están ahorrando energía, porque la cabeza del hogar perdió el trabajo y la situación es posible que empeore”, dijo López.

Precio promedio de la energía incrementa

Por otra parte estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN) indican que el precio promedio de la energía eléctrica incrementó un 2.49 por ciento desde la crisis, ya que en marzo el precio se ubicaba en 6.4323 córdobas por kilovatio y en junio pasó a 6.5927 córdobas por kilovatio.

El precio incrementó más en el sector comercial ya que en marzo el kilovatio costaba 7.9683 córdobas y en junio pasó a 8.0256 córdobas.

Además las estadísticas del Ministerio de Energías y Minas (MEM) dan a conocer que de enero a junio se consumieron 1.3 millones de barriles de fuel oil, un 14 por ciento menos que el año pasado.
En promedio diario se consumen 6,480 barriles del fuel oil. En junio el precio del barril se cotizó en 66.67 dólares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: