EE.UU. alerta a sus entidades financieras de riesgo que la dictadura de Ortega introduzca dinero ilícito en ese país

El Departamento del Tesoro instó al sistema financiero a aumentar los controles para evitar que allegados o altos funcionarios del régimen introduzcan dinero ilícito

Los dictadores Rosario Murillo y Daniel Ortega. LA PRENSA/ ARCHIVO

Los dictadores Rosario Murillo y Daniel Ortega. LA PRENSA/ ARCHIVO

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos —a través de la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN, por sus siglas en inglés)— instó este jueves al sistema financiero estadounidense a aumentar los controles para evitar que allegados o altos funcionarios del régimen de Daniel Ortega intenten introducir en el sistema flujos de dinero ilícito.

Según la FinCEN, “estos activos (del régimen de Ortega) podrían ser el producto de la corrupción, y pueden ser dirigidos a cuentas en Estados Unidos, o lavados a través del sistema financiero de Estados Unidos”, por lo que solicita a las instituciones financieras de ese país que presenten Informes de Actividad Sospechosa (SAR por sus siglas en inglés), de conformidad con sus obligaciones existentes de la Ley de Secreto Bancario.

Te puede interesar: Sanción de EE.UU. pone fin a los negocios personales del tesorero del FSLN

La FinCEN cree que personeros “relacionados con el régimen del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, puedan reaccionar -ante la amenaza percibida de más disturbios, sanciones potenciales u otros factores- sacando activos de sus cuentas en Nicaragua o en cualquier otro lugar”.

Las autoridades de Estados Unidos temen que dichos fondos que se intenten introducir en el sistema financiero de ese país procedan de actividades relacionadas con el uso indebido de fondos públicos nicaragüenses u obtenidos a través de actos de corrupción cometidos por funcionarios de alto nivel del régimen Ortega-Murillo.

Podés leer: Sanción de Estados Unidos aísla a Roberto Rivas, presidente del CSE

En la alerta se recuerda que el Departamento del Tesoro ya sancionó a cuatro altos cargos del régimen, que están vinculados a negocios millonarios con fondos de la cooperación venezolana y han sustraído grandes cantidades de dinero a los nicaragüenses.

(VIDEO) EE.UU. sanciona a funcionarios orteguistas por corrupción

Mayor presión al régimen

En Nicaragua, los economistas creen que si bien en Estados Unidos los controles antilavado son estrictos, esta alerta tiene un claro mensaje político y puede traer consecuencias financieras locales y regionales, porque las entidades deberán elevar aún más sus controles para que no sean utilizadas para fines ilícitos por parte del régimen orteguista, lo que podría dañar sus relaciones con sus pares en Estados Unidos.


Te recomendamos:  EE.UU. sanciona a Francisco Díaz, Francisco López y Fidel Moreno


Esto implicaría incrementar los costos operativos de la banca local y regional debido a que deberán elevar las medidas de control y seguridad para evitar transacciones indebidas.

“Esta es una cuestión más política. Esta es una amenaza contra Nicaragua y contra el Gobierno, porque aquí ha habido corrupción y todo el mundo lo sabe, y la llegada de recursos provenientes de Venezuela y el enriquecimiento de ciertas capas sociales ligadas al sandinismo es lo que ha dado origen a este tipo de comportamiento, pero en realidad es una presión política bastante fuerte, amenazante”, sostuvo el economista Alejando Aráuz.

Dado que estas leyes antilavado no son nuevas en Estados Unidos, todo indica que serán aplicadas con más rigurosidad y en el caso de los bancos locales y regionales tendrán que estar muy pendientes para evitar que los usen con el fin de realizar este tipo de transacciones, lo que afectaría su relación con el sistema financiero estadounidense, dice otro economista que prefiere no ser citado.

Lea además: Títulos de Inversión del Banco de Nicaragua no despiertan interés

El problema, según Aráuz, es que Estados Unidos es el principal socio comercial de Nicaragua y también uno de los principales proveedores de Inversión Extranjera Directa por lo que el sector empresarial y bancario trabaja muy de cerca con Estados Unidos y eso hace que esta advertencia sea un agravante más que para el aislamiento que enfrenta el régimen Ortega-Murillo, que lo más grave que puede enfrentar es el bloqueo financiero.

“Otra cosa es que esta amenaza de Estados Unidos va a implicar un mayor costo en el financiamiento y apalancamiento de los recursos dirigidos hacia los bancos en Nicaragua. Esto amenaza los costos financieros porque tienen que redoblarse las medidas de seguridad y gastos operativos y ser muy cautelosos con los sistemas”, explicó Aráuz.

Para los economistas, esta alerta es una medida más que se suma a la trama legal que prepara ese país para castigar las violaciones a los derechos humanos y los actos de corrupción cometidos por el régimen Ortega-Murillo. “Cada día le están cerrando el cuello de la soga y eso es lo más grave, la parte financiera”, señaló Aráuz.

No afectará a terceros

La alerta emitida este jueves por Estados Unidos sobre la posibilidad de que funcionarios del régimen Ortega-Murillo intenten introducir dinero ilícito en bancos de ese país, no afectará transacciones legítimas.

También: Funides: Salvar el Seguro Social implicaría medidas más extremas que en abril

“Este aviso no debe servir como base para restringir tales transacciones legítimas, y no pretende afectar el mantenimiento de las relaciones normales entre las instituciones financieras en los Estados Unidos y Nicaragua, realizadas de acuerdo con las obligaciones de cumplimiento de las instituciones financieras y la ausencia de otros indicadores de riesgo”, señala el comunicado emitido por el Departamento del Tesoro.

Cercanos a Ortega pueden sacar su dinero proveniente de la corrupción

Según FinCEN «dada la conducta opresiva y corrupta del régimen de Ortega y la inestabilidad resultante en Nicaragua, las personas y compañías asociadas o vinculadas al régimen de Ortega pueden tratar de sacar los activos relacionados con la corrupción de Nicaragua.

«Las instituciones financieras de Estados Unidos son una importante línea de defensa contra el dinero corrupto y manchado de sangre que fluye a través de nuestro sistema, y ​​estamos aconsejando a nuestros socios en el sector financiero que estén en alerta máxima», dice el comunicado.

 

Según la Red su asesoramiento está subrayado por las acciones que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha tomado contra los funcionarios nicaragüenses involucrados en la corrupción y el abuso de los derechos humanos.

«Hasta la fecha la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por su sigla en inglés) de la Tesorería ha designado a cuatro altos funcionarios (dentro del gobierno nicaragüense, el Frente Sandinista de Liberación Nacional y ALBA de Nicaragua (ALBANISA), la compañía que importa y vende productos petroleros venezolanos) bajo la La autoridad de Magnitsky, que permite al Tesoro dirigirse a funcionarios corruptos, abusadores de los derechos humanos y sus facilitadores en todo el mundo», detalla el comunicado.

Algunos funcionarios ya han sido señalados

Y añade que al hacerlo, «la OFAC ha destacado el papel de estos funcionarios en actos corruptos y violentos, que incluyen la participación en abusos contra los derechos humanos, la acumulación ilícita de una riqueza personal considerable, el robo de grandes sumas de dinero de proyectos municipales».

FinCEN publicó en junio de este año un Aviso sobre los abusos contra los derechos humanos habilitados por figuras políticas extranjeras de alto rango y sus facilitadores financieros».

En dicho documento se identificaron «tipologías y banderas rojas que ilustran cómo las figuras políticas extranjeras corruptas y sus facilitadores acceden al sistema financiero de Estados Unidos», para «lavar las ganancias de la corrupción política de alto nivel.

El comunicado de la Red también señala que la alerta «no aborda las transacciones de ciudadanos nicaragüenses comunes, que también pueden tratar de retirar activos del país debido a la actual inquietud política.

Alerta no afecta relaciones financieras del resto de nicaragüenses

«Este aviso no pretende afectar las relaciones financieras normales entre los Estados Unidos y Nicaragua», aclara el comunicado.

Además, recuerda a las instituciones financieras sus obligaciones con respecto a la presentación de SAR relacionados con facilitadores de altos funcionarios políticos extranjeros corruptos.

FinCEN solicita que las instituciones financieras hagan referencia a este aviso al incluir el término clave “Nicaragua FIN-2018-A005” en la descripción del SAR y en los campos del SAR correspondientes para indicar una conexión entre la actividad sospechosa que se informa y las personas y actividades destacadas en el aviso.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: