Sindicato de la Upoli protesta por pretensiones de suspender el pago de su salario a Ricardo Baltodano, quien es preso político

El sindicato de docentes de la UPOLI solicita a las autoridades universitarias que no suspendan el pago de salario al docente Ricardo Baltodano señalado de al menos siete delitos

Ricardo Baltodano es docente de historia en la Upoli y es secretario general del sindicato docente de la universidad. LA PRENSA/CORTESÍA

El sindicato de docentes Américo Tapia Columna de la Universidad Politécnica de Nicaragua (ATC-UPOLI) solicitó a la rectora, Lydia Ruth Zamora, y al vicerrector general, Tomás Téllez Ruiz, que no suspendan el pago de salario al docente, Ricardo Baltodano Marcenaro, quien se ha convertido en preso político del régimen gobernante y que hasta el momento no ha sido juzgado.

Le puede interesar: Policía detiene a hermano de comandante guerrillera Mónica Baltodano

En una misiva enviada por el sindicato a las autoridades universitarias manifiestan: «Por este medio nuestra junta directiva desea transmitir su más alta preocupación por la información que se nos ha dado de parte de autoridades de la universidad, de la pretensión y actitud poco fraterna de querer suspender el pago de su salario a nuestro hermano y líder sindical profesor Ricardo Baltodano Marcenaro».

«Muy a pesar que ante el secuestro del que ha sido víctima (Ricardo Baltodano), no existe ningún cargo en contra de él, por lo que no se ha realizado ningún juicio ni sentencia en su contra, por lo cual suspender el pago de su salario, conscientes de los altos gastos en que su esposa está afrontando en apoyo al profesor Baltodano. Consideramos que esta actitud es injusta y con falta de solidaridad, pero sobretodo no ajustada a derecho», continúa la carta.

Ricardo Baltodano fue capturado por la Policía Orteguista (PO) el 15 de septiembre, en su casa de habitación, tres días después fue exhibido como “terrorista” ante los medios oficialistas. Durante la presentación la PO violando el derecho a la presunción de inocencia le atribuyó al menos siete delitos “en perjuicio del Estado de Nicaragua y sociedad nicaragüense”.

Baltodano es secretario general del Sindicato de la Upoli, docente de historia y es hermano de la excomandante guerrillera Mónica Baltodano. Según su familia, había sufrido asedio y persecución y en junio pasado fue víctima de un atentado, cuando desconocidos dispararon contra su vivienda.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: