Daniel Ortega en las mismas que Somoza

Las opciones que tome Daniel Ortega, sin negociar su salida del poder, inevitablemente pasarán por la destrucción del país, que al fin y al cabo lo harán dejar el gobierno en algún momento, según el análisis que hacen sus críticos

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que comenzó el 18 de abril con protestas. LA PRENSA/Jader Flores

Las opciones que tome Daniel Ortega, sin negociar su salida del poder, inevitablemente pasarán por la destrucción del país, que al fin y al cabo lo harán dejar el gobierno en algún momento, según el análisis que hacen sus críticos.

La exguerrillera Dora María Téllez tiene plena confianza en que inesperadamente Ortega saldrá del poder, porque no tiene otra opción ante el rechazo de la comunidad internacional y el resquebrajamiento de la economía.

“Daniel Ortega tiene los dos mismos caminos que tuvo Somoza (1979): o se sienta en el diálogo, a buscar una salida negociada a la crisis que tiene Nicaragua, lo que pasa por elecciones adelantadas, con condiciones completamente limpias, el cese a la represión, la liberación de los presos, el desmatelamiento de los paramilitares. O va a terminar en el escenario que terminó Somoza, que fue que la OEA dejó de reconocer como legítimo y como legal su gobierno”, dijo Téllez.

Le puede interesar: CIDH señala que Nicaragua pasa de “estado de derecho” a “estado de excepción”

Pero el politólogo José Antonio Peraza dice que Ortega llevará su ambición hasta el límite, en busca de una negociación a su favor.

Peraza proyecta dos escenarios. Uno en que Ortega se logre mantener hasta el 2021 y el otroen que haya una nueva revuelta ciudadana, por su resistencia a dejar el poder. Ambas posibilidades significan la destrucción del país, según Peraza.

“Solución intermedia”

La única salida sin efectos destructivos, para Peraza, es una negociación de la que se logre una “solución intermedia” y con la que no todo mundo estará de acuerdo.

Peraza proyecta que Ortega va a llevar al país al borde del abismo, que implica muerte y destrucción, para negociar las condiciones que más lo favorezcan.

“Personalmente yo creo que él (Ortega) va a tener que negociar en los próximos meses y posiblemente se le ocurra hacer unas elecciones atropelladas, lo más rápido posible. Esas elecciones podrían ser en agosto o noviembre del próximo año”, dijo Peraza.

Este martes, los 28 Estados miembros de la Unión Europea (UE) señalaron a la dictadura de Daniel Ortega como el principal obstáculo para que Nicaragua logre a través del diálogo la salida a la crisis y además la responsabilizan de fomentar la impunidad, por cuanto no coopera con los organismos internacionales que investigan los abusos cometidos durante los últimos cinco meses de violencia.

La Organización de Estados Americanos (OEA) también ha condenado la represión en Nicaragua, a través de resoluciones aprobadas por la mayoría de los países miembros.

No son tiempos de dictadura

La exguerrillera Dora María Téllez opinó que la nueva realidad mundial en que todos los países están interconectados, interdependientes y globalizados, evita que los regímen dictatoriales puedan imponerse como lo hacían en el siglo pasado. “Nicaragua es un país que tiene fronteras amplias. La unión centroamericana se preocupa mucho por lo que sucede en uno de sus países, porque los afecta a todos.”, dijo la comandante guerrillera.

Crisis Nicaragua

Nicaragua vive una crisis desde el pasado 18 de abril, cuando comenzó la represión policial y paramilitar contra las protestas que demandan la salida del poder de Daniel Ortega.

Entre 322 y 512 personas han muerto por los ataques armados a marchas, trincheras en las universitarias y civiles en las calles.

También hay más de 300 personas detenidas por participar en las protestas, según la contabilización de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La Policía Orteguista oficializó en una nota de prensa que las personas y organizaciones que convoquen a “concentraciones ilegales” “responderán ante la justicia”.

Daniel Ortega no tiene salida, este es un régimen liquidado. Lo único que tiene que decidir Ortega es cómo se baja del caballo”.

Dora María Téllez, excomandante guerrillera.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: