Unidad Nacional Azul y Blanco llama a marchar en contra de la dictadura de Daniel Ortega

La marcha denominada Unidos por la Libertad, programada para el 7 de octubre saldrá de la rotonda Jean Paul Genie hacia la rotonda Metrocentro

La Unidad Nacional Azul y Blanco, un bloque de organizaciones de sociedad civil, que incluye a empresarios, estudiantes, campesinos, profesionales, defensores de los derechos humanos y otros, llamó este jueves a marchar contra el régimen el próximo domingo, porque señalaron que no dejarán las calles pues estas son del pueblo.

El llamado es un claro desafío a la decisión de la dictadura de Daniel Ortega, que declaró el pasado 29 de septiembre como ilegales todas las marchas en su contra y amenazó con procesar a los que convoquen a manifestaciones.

Lea además: Régimen de Nicaragua corta todo contacto con la OEA

Las 43 organizaciones que integran la Unidad Nacional Azul y Blanco también invitaron a participar de manera indefinida en un paro energético de 8:00 a 9:00 de la noche, así como a asistir a un plantón el próximo martes, en las afuera del Complejo Judicial de Managua, donde iniciará el juicio contra los líderes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, prisioneros políticos de la dictadura.

La marcha denominada Unidos por la Libertad, programada para el domingo 7 de octubre, saldrá de la rotonda Jean Paul Genie hacia la rotonda Metrocentro a las 10:00 de la mañana.

Con estas acciones de protestas contra el régimen orteguista quedó este jueves conformada oficialmente la Unidad Nacional Azul y Blanco, que busca hacer frente a la dictadura que ha elevado su nivel de amenaza contra quienes continúen en las calles y los que llamen a protestar contra su represión.

Puede leer: Universitarios nicaragüenses seguirán protestando contra el régimen

El bloque, también integrado por feministas, movimientos LGBT y otros grupos sociales de todo el país, prometió trabajar por la justicia y la democracia hasta que el régimen de Daniel Ortega llegue a su fin, tras aferrarse al poder por once años y socavar el estado de derecho.

protestas, Nicaragua
Pese a que las marchas son reprimidas por Daniel Ortega, la Unidad Nacional Azul y Blanco anunció marcha para este domingo.
LA PRENSA/Jader Flores

Durante su presentación, la Unidad Nacional Azul y Blanco leyó a varias voces una proclama nacional sobre la cual desarrollarán su trabajo de acción contra el régimen.

“El objetivo principal de esta Unidad Nacional Azul y Blanco es construir una Nicaragua con democracia, libertad, justicia, institucionalidad y respeto a los derechos humanos. Para alcanzarlo, es indispensable la pronta salida del poder de los Ortega-Murillo por vías democráticas”, dijo Carlos Tünnermann.

También: Unión Europea exige al régimen de Ortega parar el “uso desproporcionado de la fuerza” en Nicaragua

Entre las demandas urgentes, la Unidad Nacional Azul y Blanco señala “un diálogo nacional para acordar los términos y condiciones de la transición democrática. Respaldamos a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua como mediadores y testigos; y a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia como representante de la sociedad nicaragüense en dicha negociación. Solicitamos como garantes a la Organización de Estados Americanos, Organización de Naciones Unidas y Unión Europea”.

También demandan el cese de la represión y la libertad de los presos políticos. A la vez, exigieron elecciones anticipadas de carácter municipal, regional y nacional con un poder electoral reestructurado y observación nacional e internacional que garanticen comicios inclusivos, plurales, transparentes y competitivos.

Además: Régimen ordena más marchas para vender “ilusión” de tener respaldo popular

El político opositor Eliseo Núñez explicó que a la par de la presión de la comunidad internacional, le corresponde a la población organizarse y seguir con la presión en las calles. “Por ello habrá marchas, plantones y proclamas y aunque esté la amenaza de la Policía Orteguista con declarar ilegales las manifestaciones de los autoconvocados, eso no va a detener a la gente”, afirmó.

Lea Guido, representante de la Articulación de los Movimiento Sociales, dijo que la Unidad Nacional es la respuesta a la demanda de la ciudadanía de tener juntos a todos los sectores que adversan al régimen y exigen el retorno de la democracia.

Además: Represión orteguista deja daños millonarios, reconoce el régimen

Guido, quien fue ministra de Salud entre 1982 y 1985 durante el primer gobierno del FSLN, explicó que se sumó a la lucha cívica desde abril porque “no estoy de acuerdo con la destrucción del país” que comete la dictadura.
José Luis Velásquez, exembajador de Nicaragua ante la OEA, consideró que la conformación de la Unidad Nacional es un mensaje positivo ante el mundo “de que un frente unido interno contra el régimen y de que se cuenta con una propuesta para la sustitución de Ortega”.

“Este acto muestra la consolidación de una alianza de la oposición interna, es una señal importante que se envía a la población nicaragüense y a la comunidad internacional de que se está trabajando en la unificación”, dijo Velásquez.

protestas, Nicaragua, Managua
Desde el inicio del día, la intención del régimen fue impedir la marcha cívica con tres instrumentos: la Policía, los paramilitares y la caravana de vehículos y trabajadores estatales. LA PRENSA/Jader Flores

Salir de la dictadura de Ortega

Azahálea Solís, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, dijo que para que Nicaragua luche por su democracia y libertad, se hace necesario que Ortega esté fuera del poder.

“Uno de los principales objetivos de esta Unidad Nacional es la búsqueda de la democracia, la justicia y la libertad, pero para lograr debemos salir de la dictadura de Ortega, una dictadura que ha matado, que ha secuestrado y que violenta derechos fundamentales”, aseguró Solís.

Lea: Daniel Ortega apuesta por la violencia con el cierre de los espacios de protesta

Por su parte, José Dávila, miembro del Movimiento Democracia en Marcha, explicó que la unidad está abierta para todas aquellas personas y organizaciones que deseen luchar por la democratización de la nación.

“Hemos dado un gran paso de unidad y esto se va a ir ampliando. Todos debemos coincidir en un propósito común: rescatar la democracia en Nicaragua y desde la vía cívica sacar del poder a este par de dictadores que no respetan el estado de derecho”, señaló Dávila.