Gas butano sube 51 córdobas en un mes en Nicaragua

Debido a que el petróleo sigue subiendo, existe la probabilidad que este fin de semana este producto de uso familiar siga subiendo

En los países de la región, el precio del GLP es subsidiado para incentivar a la población a dejar de usar leña, que afecta la salud de las familias y además ocasiona daños al medioambiente. LAPRENSA/ARCHIVO

El alza del petróleo a nivel internacional, que este viernes se situó en 74.34 dólares el barril, está impulsando fuertemente el precio del gas para cocinar —derivado del crudo—, situación que ha provocado que el cilindro de mayor consumo a nivel nacional haya subido 51 córdobas en un mes, lo que representa un fuerte golpe para la debilitada economía familiar agobiada por el desempleo que ha provocado la crisis sociopolítica.

Debido a que el petróleo sigue subiendo, existe la probabilidad que este fin de semana este producto de uso familiar siga subiendo.

Ese posible incremento se sumaría al que ya hubo esta semana que, según datos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), fue de 8.25 córdobas para el cilindro de 25 libras. Es por ello, que en Managua, Masaya y Carazo el precio de este se ubicó en 351 córdobas.

A esto hay que sumarle que la entrega hasta la puerta de la casa tiene un costo adicional, el cual impacta el precio al consumidor, y es por ello que en algunos departamentos este puede superar los cuatrocientos córdobas.

Lea además: Cilindro de gas de 25 libras sube 35 córdobas

Además en el interior del país es mayor el precio porque las proveedoras en Managua incorporan el costo de distribución del producto en el interior del país. Por ejemplo, esta semana en Puerto Cabezas (Región Autónomo de la Costa Caribe Norte) esta presentación se vende en 424 córdobas y en Bluefields (Región Autónoma de la Costa Caribe Sur) cuesta 405 córdobas. Ese precio oficial dista de los 351 que vale en Managua el cilindro de 25 libras.

Precio se mantuvo congelado

Como ocurrió con el precio de los combustibles, también el precio del GLP se mantuvo congelado durante la fase más crítica de la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde el 18 de abril.

Cuatro meses después, exactamente el 26 agosto se aplicó un primer incremento, luego el 2 de septiembre el segundo, el 16 de septiembre el tercero y este 30 de septiembre se dio la cuarta alza. De tal manera que desde el 26 de agosto hasta 30 de septiembre el precio ha aumentado 17 por ciento, lo que equivale a un alza de 237.5 córdobas en el cilindro de 100 libras, 51.75 córdobas el de 25 libras y 20.75 córdobas el de 10 libras.

Marvin Pomares, presidente del Instituto de Defensa al Consumidor (Indec), señala que cada vez que aumenta el gas butano, la canasta básica incrementa porque está dentro del costo.

Pomares indica que estas fuertes alzas pueden provocar que más familias dejen de usar gas y recurran a la leña para preparar sus alimentos.

Puede leer: El gas butano alcanza su precio más alto en diez años

La Encuesta de Hogares de la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (Fideg) 2017 reveló que el 54.4 por ciento de la población todavía usa leña para cocinar y el 44 por ciento gas butano. En el último año, el indicador de uso de leña en el hogar aumentó.

Leve aumento en el consumo de GLP

A pesar del aumento exorbitante en el precio del gas para cocinar, entre enero y julio de este año el consumo de este producto subió 0.10 por ciento, comparado con igual periodo del año pasado, según estadísticas del Ministerio de Energías y Minas (MEM).

El informe del MEM también indica que de enero a julio se consumieron 839 mil barriles de gas licuado, mientras que el año pasado se habían demandado 838 mil barriles de este producto.

El consumo de gas butano antes de la crisis sociopolítica venía incrementando, en la medida que la población sustituía el uso de leña por este producto, pero en estos último meses su consumo ha tenido un mayor crecimiento.

Combustibles y energía

Además del alto precio del gas butano, los consumidores han tenido que lidiar con las alzas continuas en los combustibles y se prevé que si el precio del petróleo sigue incrementando, los derivados no serán la excepción.

También: Vuelven las alzas en el precio de los combustibles en Nicaragua

A esto hay que sumarle que el precio de los combustibles en Nicaragua son los más caros de la región sin aplicar impuesto, esto se debe a que el margen de comercialización es elevado.

Por otra parte, el fuel oil, que se utiliza para la generación de energía eléctrica, también ha incrementado y dado que el 51 por ciento de la matriz energética del país es a base de combustibles fósiles, las fluctuaciones en el precio del petróleo seguirán afectando el precio de la energía eléctrica.

Aunque hasta la fecha oficialmente no se ha anunciado un incremento en el precio de la energía, las estadísticas del INE revelan que el precio promedio ha venido incrementando este año. De tal manera que ha pasado de 6.3 córdobas en enero a 6.6 córdobas en mayo, el kilovatios hora.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: