Boston propina una masacre en Nueva York

Boston desató un ataque de 18 hits, entre ellos el ciclo de Brock Holt, para construir una paliza que lo dejó una victoria de la Serie de Campeonato

Brock Holt bateó de 6-4, incluyendo sencillo, doble, triple y jonrón por los Medias Rojas ante los Yanquis. LA PRENSA/EFE

En una paliza de proporciones descomunales, los Medias Rojas de Boston atropellaron a los Yanquis de Nueva York 16-1 y se colocaron a una victoria de avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Un brutal ataque de 18 hits, liderado por Brock Holt, quien bateó el ciclo, fue la base para materializar la masacre ante 49,657 fanáticos en el Yankee Stadium, quienes fueron por un éxito de su equipo, pero vivieron una pesadilla.

Nathan Eovaldi (1-0), un lanzador de dos operaciones Tommy John y un breve paso por Nueva York, se apoyó en su velocidad supersónica y un gran control para sujetar a los Yanquis y colocar a los Medias Rojas en ventaja 2-1.

Los Yanquis en cambio, sufrieron una nueva decepción de Luis Severino, quien explotó después de tres entradas y tolerar seis carreras, que fueron solo el preludio de la tormenta que caería en el Bronx.

Fue tan severo el castigo, que el receptor suplente de los Yanquis, Austin Romine, terminó en la colina, y fue la víctima del trancazo de Holt en el noveno episodio. Antes había bateado sencillo, triple y doble.

Sobre Severino, quien no ha se ha visto consistente como se espera sea un “as”, se comentó que no calentó lo suficiente por confusión en la hora del inicio del partido, pero con un Boston tan violento, no cabe esa excusa.

Así fue la paliza

Después de un primer inning en blanco, Boston abrió el marcador a pellizcos en el segundo, al anotar Rafael Devers por infield hit de Christian Vázquez ante Severino, quien batalló para sobrevivir en el tercer inning, ya cayendo 3-0.

El derrumbe ocurrió en el cuarto, cuando fue agredido con tres hits al hilo de Steve Pearce, Holt y Vázquez, más base a Jackie Bradley Jr. Ahí se fue, pero Lance Lynn fue atacado y doblete de Andrew Benintendi, amplió la ventaja 7-0.

Holt disparó triple ante Chad Green y la pizarra se movió a 9-0, dándole carácter realista a la paliza, que se materializó poco a poco pero sin pausa al final del partido, que terminó en una humillación.

Los Yanquis anotaron su carrera en el cierre del cuarto, pero fue como agitar más a Boston, que pisó el plato seis veces más en los últimos tres episodios, en los que Green, Jonathan Holder, Stephen Tarpley y Romine, nada pudieron hacer para frenarlo.

Eovaldi por su lado, salió luego de lanzar siete entradas de cinco hits y una carrera, con cinco ponches. Heath Hembree y Eduardo Rodríguez terminaron en la colina por los Medias Rojas.

La serie sigue este martes en el Yankee Stadium a las 6:07 p.m. con Rick Porcello tratando de rematar por Boston. Los Yanquis tenían listo a CC Sabathia, pero no se descarta a J. A. Happ.

Primer bateador del ciclo

Brock Holt se convierte en el primer jugador en la historia en batear el ciclo en una postemporada. No ha sido el titular en segunda, pero aprovechó la oportunidad y se fue de 6-4 en el juego.

Boston se ha ido arriba 2-1 en la serie. En 19 de 27 series, el equipo que gana el tercer partido de una batalla a cinco desafíos, se ha llevado el pase a la Serie de Campeonato, eso es el 70 por ciento.

Nathan Eovali, quien se llevó la victoria, lanzó siete entradas de cinco hits, una carrera y cinco ponches. En 23 innings este año ante los Yanquis, solo cede una carrera.

Los abridores pautados para el cuarto juego son Rick Porcello por Boston y CC Sabathia por los Yanquis, pero no se descarta que ante la presión del partido, Aaron Boone se decida por J. A. Happ como su abridor.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: