La defensora de derechos humanos Mónica López Baltodano se refugia en Costa Rica por amenazas del régimen

Ante la situación de riesgo, se conoció este lunes que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le otorgó medidas cautelares a López

Mónica López Baltodano

Mónica Lopez Baltodano, defensora ambiental y de derechos humanos. LA PRENSA/O. Navarrete

Mónica López Baltodano, defensora de derechos humanos, ambientalista y asesora de la Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia, se sumó a la lista de nicaragüenses que han debido recurrir al exilio forzado ante amenazas de ser víctima de sicariato en Nicaragua.

Asimismo, ante la situación de riesgo, se conoció este lunes que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le otorgó medidas cautelares.

López Baltodano, también miembro de la Articulación de Movimientos sociales y miembro de la Unidad Azul y Blanco, por varios años asesoró al Movimiento Campesino y es hija de la excomandante guerrillera Mónica Baltodano y del reconocido politólogo Julio López Campos, además es sobrina del docente y dirigente sindical de la Universidad Politécnica (Upoli), Ricardo Baltodano, detenido de forma arbitraria y procesado por terrorismo.

López Baltodano aseguró este lunes, a través de un video difundido por las redes sociales, que se vio obligada a refugiarse en Costa Rica ante las amenazas de muerte en su contra. «Considerando el riesgo inminente, como familia hemos tenido que tomar medidas urgentes. Me vi obligada a desplazarme forzadamente (…) me he acogido a condición de refugiada en Costa Rica”, indicó López en el video.

“Hago responsable a la dictadura Ortega Murillo de las amenazas que he recibido”, señaló López tras informar que ha sido objetivo político de una red de sicariato de la dictadura.

López expresó que el refugio ha sido la decisión más difícil y dolorosa y le dice al pueblo de Nicaragua que “la distancia no es claudicación”.

La defensora ambientalista además expresó su compromiso a seguir trabajando por la lucha del pueblo contra la dictadura.

Medidas cautelares de la CIDH

El 27 de septiembre de 2018, la CIDH determinó brindar medidas de protección a favor de López Baltodano y su familia en Nicaragua. La CIDH constató que tanto Mónica como su núcleo familiar se encuentran en riesgo inminente y que las agresiones, amenazas y hostigamiento a las que han sido expuestos ameritan una respuesta urgente de parte del Estado de Nicaragua, dice la CIDH en su resolución.

Igualmente, la Comisión reconoció que las detenciones arbitrarias han sido un mecanismo para amedrentar el ejercicio de defensa de derechos humanos.

Situación es grave

La CIDH considera que la información presentada demuestra, en principio, que las personas beneficiarias se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, señala la resolución de ese organismo de derechos humanos.

Lea además: Mónica López Baltodano: «Ortega odia al movimiento campesino»

“En consecuencia, de acuerdo con el artículo 25 del reglamento de la CIDH, la Comisión solicitó a Nicaragua que adopte las medidas necesarias para garantizar los derechos a la vida e integridad personal de Mónica López Baltodano y su familia”, indica la resolución de la CIDH.

Además demanda al Estado de Nicaragua asegurar que sus agentes respeten los derechos de los beneficiarios de conformidad con los estándares establecidos por el derecho internacional de los derechos humanos, así como en relación con actos de riesgo atribuibles a terceros.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: