Aproximadamente 15 tricicleros son los que venden perecederos en el centro histórico de la ciudad de Jinotepe. LA PRENSA/MYNOR GARCÍA.

Vendedores se quejan de que la Alcaldía no los deja instalarse en el centro histórico de Jinotepe

Dos policías municipales y dos inspectores  son los que se mantienen de manera permanente regulando el comercio en ese sector. La Policía Orteguista (PO) del área de seguridad pública también les apoya.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: