El testigo del juicio contra los promotores de la CPDH estuvo detenido 27 horas y fue interrogado durante seis

José Cuadra y su pareja fueron detenidos arbitrariamente y trasladados a Boaco. Fueron interrogados por su participación en los tranques

Ambos pobladores dijeron no sentirse seguros con la situación actual que se vive en el país. LA PRENSA/Melvin Rodríguez

José Antonio Cuadra y su pareja Agustina Roblero permanecieron aproximadamente 27 horas detenidos en la delegación de la Policía Orteguista (PO) en la ciudad de Boaco. Ambos fueron detenidos de forma arbitraria el lunes pasado por oficiales de la policía que llegaron hasta su humilde vivienda, ubicada en El Empalme de Boaco y sin orden de captura los trasladaron hasta Boaco.

Fueron liberados este martes, a eso de las 4:00 de la tarde. Cuadra es uno de los testigos en el proceso judicial contra los promotores de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) de Boaco.

Lea además: Madre denuncia el secuestro de su hijo por paramilitares en un barrio de Managua

Roblero relató que los oficiales llegaron a la vivienda y le dijeron que tenían que platicar con ella y su pareja en el recinto de la policía del Empalme de Boaco, en el municipio de Teustepe. “En la Policía nos tomaron fotos y después nos llevaron a Boaco, ahí fue donde nos empezaron a hacer preguntas”, asegura Roblero.

La mujer dijo que el interrogatorio fue sobre su participación en el tranque ubicado en esa localidad hace varios meses. “Yo les dije que solo iba a ayudar a cocinar, pero creo que ayudar a cocinar no es un delito, porque era un favor, yo no tenía trabajo y ahí al menos me daban la comida”, dijo.

Seis horas de interrogatorio

Según Cuadra el interrogatorio fue desde las 5:00 de la tarde hasta las 11:00 de la noche. “Me preguntaron : ¿qué hacía en el tranque?, ¿a qué me dedicaba en el tranque?, ¿quiénes eran los dueños del tranque?, ¿cómo se manejaba el tranque?, ¿quién apoyaba el tranque?, ¿cómo me balearon el 25 de mayo? Yo no dije nada porque al final no sé nada de eso”, aseguró.

Puede leer: Policías orteguistas vestidos de civil secuestran a un hombre en Matagalpa

Asimismo, señaló que la mañana de este martes volvieron a interrogarlo. “Cómo no dije nada, parece que les tocó el corazón y me sacaron por la insulina que necesitaba, porque soy diabético. (Cuando nos liberan) nos dijeron que no nos volviéramos a meter en esas cosas, que mi caso sigue abierto y se me volvían a ver con cualquier dirigente volvía a caer preso”, añadió.

Ambos pobladores dijeron no sentirse seguros con la situación actual que se vive en el país. “Con esta cosa que está pasando no creo sentirme seguro, me pueden hacer otras cosas, no sé si puedan llegar a causar la muerte de uno, no hay seguridad ahorita”, concluyó Cuadra.

Lea: Asedio policial impide manifestación de autoconvocados en Boaco

Desde el mes de julio fue firmado un acuerdo en el cual la Policía Orteguista se comprometía a no perseguir, de ninguna manera, a quienes hayan participado en los tranques. Dicho convenio fue firmado por la Policía, representantes de los autoconvocados y de la población en general, con la mediación y testimonio del presbítero Guillermo Blandón, párroco de la iglesia Santa Rita de Casia en Teustepe.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: