Aparece en un hospital de Managua y con al menos cuatro tiros uno de los secuestrados en la Isla de Ometepe

Max Cruz fue secuestrado este lunes junto a su pareja Marbely Alemán. Aún se desconoce el paradero de Alemán

Max Cruz Gutiérrez fue uno de los detenidos este lunes en Rivas. LA PRENSA/Cortesía

Max Cruz, uno de los secuestrados este lunes por paramilitares y oficiales de la Policía Orteguista en Altagracia, en la Isla de Ometepe, apareció este miércoles en el hospital Lenín Fonseca en Managua. Según sus familiares, Cruz tiene al menos cuatro impactos de bala y una fractura en la rodilla.

Aún se desconoce el paradero de Marbely Alemán, pareja de Cruz y quien también fue secuestrada el pasado lunes.

Lea además: Asedio policial deja seis manifestantes secuestrados en la Isla de Ometepe

Los familiares de Cruz y Alemán llevan dos días en búsqueda de sus familiares. Primero viajaron de la Isla de Ometepe a la delegación policial de Rivas, donde les habían dicho que debían esperar 48 horas para que le dieran información. También buscaron en el hospital de Rivas.

Momentos de terror

Matías Cruz, hermano de Cruz, asegura que la familia pasó momentos de terror al momento de su detención. “El lunes que Max fue retenido, fue baleado cuando éste trató de defender a su compañera. Los policías le dispararon a las piernas”, detalló.

Puede leer: Policía Orteguista detiene a un abogado rivense crítico del gobierno

“Desde que los paramilitares llegaron en cuatro camionetas la mañana del lunes comenzaron a dispararle a la casa de Max Cruz, luego que él se entregó, pusieron boca abajo a los niños y Marbely  buscó cómo defender a los menores, entonces los paramilitares y policías comenzaron a golpear a la mujer y Max se soltó para tratar de defenderla. Ahí le dispararon en las piernas y se llevaron a los dos con rumbo desconocido”, agregó.

También: El testigo del juicio contra los promotores de la CPDH estuvo detenido 27 horas y fue interrogado durante seis

Otra preocupación de los familiares de Cruz es que sus padres son de la tercera edad. “Matías Cruz Rosales, su papá, tiene 90 años, y su mamá Esperanza Gutiérrez, tiene 80 años. Tienen varios problemas de salud y tememos que se nos compliquen porque con todo lo que ocurrió aquí, están muy nerviosos”, aseguró.

Además: Policía niega atención médica a reo que estuvo esposado en la cama de un hospital en Granada, denuncia su madre 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: