Régimen Ortega Murillo ejecuta represión selectiva en Isla de Ometepe

Por lo menos una persona está aún desaparecida y otra permanece herida en el hospital Antonio Lenín Fonseca tras cacería desatada por la Policía Orteguista

Max Cruz, habitante de Ometepe, apareció en el Hospital Antonio Lenín Fonseca, con cuatro balazos en la pierna derecha que le propinó la Policía Orteguista. LA PRENSA/ CORTESÍA

Max Cruz, habitante de Ometepe, apareció en el Hospital Antonio Lenín Fonseca, con cuatro balazos en la pierna derecha que le propinó la Policía Orteguista. LA PRENSA/ CORTESÍA

Mientras Max Cruz apareció en el Hospital Antonio Lenín Fonseca, con cuatro balazos en la pierna derecha que le propinó la Policía Orteguista (PO), su esposa Marbely Alemán está desaparecida luego de la represión policial en Ometepe, aseguró la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez.

Cruz resultó herido el pasado fin de semana cuando policías incursionaron violentamente a su casa en la Isla de Ometepe, donde éste se defendió con un machete con el que hirió a un policía en la cabeza, por lo que los agentes le dispararon varias veces, según confiaron allegados a LA PRENSA. Ya herido Cruz fue subido a la patrulla policial y también se llevaron a Alemán.

Los familiares de Cruz presumían que Alemán estuviera en el Chipote, pero la abogada del Cenidh, María José Rodríguez que acompañó a los denunciantes asegura que los policías les negaron que esa persona haya sido trasladada a esas celdas. Y ya se las han negado también en la delegación de Rivas.

La Policía Orteguista se dio a la tarea de asediar a manifestantes para después comenzar la cacería. LA PRENSA/ CORTESÍA
La Policía Orteguista se dio a la tarea de asediar a manifestantes para después comenzar la cacería en Ometepe. LA PRENSA/ CORTESÍA

Esto lleva a la presidenta del Cenidh a concluir que Alemán “está desaparecida”.

De acuerdo a Núñez, la represión desatada por el régimen contra los isleños continuaba todavía la mañana del miércoles, cuando permanecían fuerzas paramilitares y de la PO.

Lea también: Régimen orteguista detiene a 13 personas en cuatro días

“Todavía a eso de la 11:00 (a.m) las fuerza paramilitares y de la Policía ocupaban la isla, habían limitaciones muy grande para moverse de la isla hacia afuera”, dijo la defensora de derechos humanos que conoció por los denunciantes. Núñez estimó que unas siete personas fueron arrestadas de forma arbitraria en la Isla de Ometepe.

Y con esto el régimen sigue implementando la represión selectiva. La defensora de derechos humanos no descarta que en esto también tiene que ver la disposición de la PO que ha declarado la ilegalidad de las marchas y responsabilizar penalmente a quienes las convoquen.

“Hay un incremento en cuanto a la brutalidad y a la perversidad con que está cometiendo (el régimen) esta represión”, sostuvo Núñez, quien cuestiona que esto ocurre cuando el alegato de la dictadura es que todo está normal.

“No sé lo que quiere”, señaló Núñez al tiempo que consideró que posiblemente buscan “infundir miedo, que la gente se canse y lo deje perpetuarse en el poder”.

Más despidos en sector salud

Mientras la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), sigue registrando denuncias de empleados despedidos.

El caso que resaltó fue el de la radióloga María Espinoza Barilla, despedida del Hospital Antonio Lenín Fonseca, pese a estar altamente calificada según denuncia presentada por el doctor Francisco Javier Núñez ante el abogado de la CPDH; José Antonio López.

Núñez, cirujano general y de la Unidad Médica Nacional, destacó que Espinoza es la única radióloga especializada en el país.

La administración del hospital adujo como causal en la carta de despido maltrato a un paciente. Según Núñez, a Espinoza le negaron todo el derecho a su defensa, pues no hubo una auditoría o información precisa del caso, por lo que violaron la ley de carrera sanitaria y de convenio colectivo. Fue sacada por el fiscal sin permitirle sacar sus cosas personales.